Caracol Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA
Actualizado a

Salió tal cual estaba previsto. El segundo partido entre América y Tigres, fue de un desequilibrio absoluto, en favor del campeón del ascenso. Ganaron los escarlatas 3-1, aunque en el global, la diferencia fue de cuatro goles, cifras de por si elocuentes y reveladoras de la superioridad americana. 

La fiesta estaba preparada y la caudalosa afición, la pudo disfrutar. Porque el sufrimiento y la amargura de cinco años de alquiler en la Primera B, terminó. Hernán Torres cumplió gran papel, al poder ordenar el sistema defensivo, con una pareja de veteranos, Herner y Efraín Cortés, en el sector central y dos laterales, Jarold Martinez y el titular Juan Camilo Angulo, así haya faltado en el cierre de la campaña. En el caso de los arqueros, Bejarano fue el titular, aunque en este partido, el uruguayo Fuentes disfrutó de una oportunidad y de hecho participó como todo el plantel en la fiesta. 

En la zona de volantes en lugar de señalar inestabilidad, bien podría decirse que a pesar de varios ensayos, no ubicó la fórmula ideal.

En la zona delantera, Farías y Martínez Borja, "hablaron" con goles y eso fue clave para el título. Algunos jugadores como Lucumí, Ferreira, Vásquez, Camilo Ayala, Arboleda, deben asentarse en sus anhelos de ser dueños de los puestos. 

Caso curioso el de Jonatan Alvárez. Se dio a conocer en el ambiente del fútbol por el América. Pero por medio de un intermediario, Juan José Berlin, pasó al Cali, como gran prospecto y de ahí fue declinando, caminando por otros equipos, para regresar al América. Son tantos jugadores que insinúan más de lo que producen. Ojalá Jonatan se consolide, puesto que conserva condiciones técnicas, sabe controlar el balón y manejar su zurda. 

Respecto a Tigres, deberá afilar muchísimo las garras, para sostenerse en primera categoría. Se puede decir que tiene idea, cierto orden, y ausencia de fuerza ofensiva. Si no mejora esa línea, muchas dificultades vivirá en el 2017. 

Regresando a la fiesta de los diablos rojos, sus jugadores, cuerpo técnico, directivos, palparon la pasión de una de las más caudalosas aficiones que los acompaña en todos los estadios nacionales y que revitaliza la primera división. 

Bienvenida la familia americana que hoy goza y sonríe y archiva el larguísimo periodo vivido en el Ascenso. El juego en sí, no resiste análisis profundo. América desde el día que ganó en Techo 2-0 se sabía de su título. Dicho coloquialmente, desde el desayuno se presiente cómo será el almuerzo.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?