Caracol Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

LOS ANGELES LAKERS 109-ATLANTA HAWKS 94

Los Lakers y Calderón recuperan la sonrisa perfecta ante los Hawks

El equipo angelino venció a Atlanta con un último cuarto sensacional de Louis Williams que anotó 17 puntos en ese periodo. El español, titular de nuevo, logró 9 tantos.

Actualizado a
NBA

Fueron 48 horas muy duras ante Golden State para los Lakers. Los Warriors en modo elefante versus hormiga y con cierta necesidad de redención destrozaron a los angelinos con dos partidos soberbios. En el primero vencieron por 43 puntos (149-106) y en el segundo, por 24 (85-109). Un recital en la anotación y en el pase demasiado exigente sin D'Angelo Russell ni Julius Randle. Dos referencias, dos jugadores capitales para Luke Walton que tampoco estuvieron esta madrugada, pero Atlanta Hawks no tiene a Curry, Durant, Klay Thompson y compañía, y sucumbieron (109-94), siendo barridos en sus enfrentamientos directos: 2-0.

Y estas primeras líneas eran una fantasía al principio del partido. Algo quedaba en los Lakers del dolor infligido por Kerr y sus chicos en el primer cuarto. El 4-11 de parcial (10-15 al 14-26) con Howard aplastando la zona de los Lakers con 13 puntos en los primeros 12 minutos no trasmitía buenas sensaciones... aunque Howard decidió desaparecer y con él los suyos. El pívot, una vez más, no tuvo un buen recibimientos en el Staples. Llegaba con su segunda camiseta desde que huyó de la franquicia de Los Angeles después de una temporada tumultuosa, en que su distanciamiento (por no decir contraposición total) con Kobe Bryant nunca le permitió brillar. Dejó 20 millones en la cuneta para firmar por Houston y ahora en Atlanta sigue ese proceso de caída en el que decidió enrolarse desde que se marchara de los Magic. Es difícil ya ver algo en él del center dominante de Orlando. No ha progresado desde hace años y sus sólo seis tantos más desde el segundo periodo (dos en el cuarto cuarto) es un ejemplo de ello. Además, los Hawks perdieron en dos de los apartados que deberían ser dominados gracias a él: rebote (53-38) y puntos en la pintura (46-42).

Su debilidad a partir del tercer periodo, y cuando los Lakers ya habían logrado serenarse en el marcador con 12 tantos de Nick Young en el segundo cuarto (56-48), en un precioso duelo con Mozgov, provocó que el ataque del conjunto de Georgia iniciara sus problemas contra unos angelinos en los que Calderón fue titular por quinta vez este curso, cuarta consecutiva. El español acabó con 9 puntos (4/5 en tiros de campo), su segunda máxima anotación de la temporada, 4 asistencias y 1 rebote en 13 minutos de juego.

Los Lakers (con sólo nueve pérdidas), de todas formas, dejarían todo para el último periodo y en las manos de Lou Williams, uno de esos chicos recuperados por Luke Walton para descerrajar tiros sin alma ni compasión. El escolta estuvo perdido, pero ha vuelto a ver la luz... y más contra su exequipo. Si en el partido de Georgia, hizo 16 de sus 18 puntos en el cuarto cuarto; en California iba a repetir ejecución con 17 de 21. Su crecimiento en el partido se unió a la de Jordan Clarkson (18) y al poder grupal de un conjunto en el que todos los que jugaron más de un minuto anotaron que tuvo su broche de oro con un parcial 16-2 (del 86-82 al 102-84) para que las sonrisas se dibujaran de nuevo en sus rostro.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?