Fútbol brasileño

Yerry Mina entra en la historia de Palmeiras tras ser campeón

En menos de seis meses ganó el Brasileirao con el equipo paulista que festejó ese título que obtuvo por última vez en 1994.

0

astv

Con 22 años Mina arrancó una colección de títulos que comenzó en 2014. El primero fue la octava estrella con Santa Fe, siguió con la Copa Sudamericana de 2015 y ahora con el Brasileirao que logró con Palmeiras.

Una trilogía que agiganta su perfil como defensor central con destino europeo y que además lo pone en la historia del equipo verde que desde 1994 buscaba quedarse como el capo de Brasil. Yerry debutó el 4 de julio por la fecha 13 en la victoria 1-3 como visitante frente al Sport Recife. El portal Globoesporte escribió en su estreno que marcó con intensidad pero que le costó posicionarse en el área.

En los partidos que siguieron subió su nivel, al que además acompañó con goles. Lo hizo en clásicos pesados: Santos, Sao Paulo, Corinthians y uno más al Coritiba. En las últimas semanas una lesión muscular en el muslo lo sacó de la titular. El técnico Cuca respetó su lugar la jornada anterior contra Botafogo pero la molestia se agudizó y lo cambió a los 11 minutos. En total jugó 12 partidos como titular con 956 minutos. Su efectividad en los pases alcanzó el 89 por ciento.

El pasado domingo vio el triunfo 1-0 ante Chapecoense a un costado de la cancha. Con una bandera de Colombia que agitó entre los abrazos de sus compañeros, dio la vuelta olímpica. La más importante en el fútbol brasileño.

El Brasileirao es muy duro, bastante equilibrado. Uno termina extenuado, porque la exigencia es muy grande. Para ganarlo, hay que tener un grupo amplio y competitivo, porque durante el torneo suelen aparecer lesiones”, recuerda Freddy Rincón, que lo ganó con Corinthians, en AS Colombia. 

El ex mediocampista fue el primero de los nuestros que arribó a Palmeiras en 1994 con el que ganó el torneo paulista. En la mitad de la temporada se fue al Nápoli.

“Ese era un gran equipo, también orientado por Wanderlei Luxemburgo, quien después del profesor Jorge Luis Pinto, es el mejor técnico que he tenido. Palmeiras tenía un buen patrocinador y se conformó un grupo muy bueno”, agrega Rincón.

Además de esta conquista, Yerry se ganó el afecto de la hinchada y de sus compañeros que aprendieron de memoria sus festejos de salsa choke. Las ofertas para ir a Europa podrían multiplicarse. Así como esa colección de títulos que comenzó en 2014 en El Campín.