FÓRMULA 1 | GP DE ABU DHABI

Rosberg y Hamilton: así afrontan en Mercedes la batalla final

Nico se enfrenta a su gran oportunidad con la filosofía que le ha dado tanto y Lewis no piensa en rendirse. 12 puntos y un título en juego.

Nico Rosberg y Lewis Hamilton en el podio del GP de Brasil.
Mark Thompson Getty Images

Cartas sobre la mesa. No va más. Es la última jugada, la que decide quien levanta el trofeo y quien se queda mirando. Todos están pendientes de ellos, de quién se llevará la batalla de Mercedes, si el rey británico o el aspirante alemán. Es la segunda vez que llegan a la cita final con el título por decidir y ahora, al contrario que en 2014, el que llega con ventaja es Rosberg. 12 puntos sobre Hamilton, suficiente si tenemos en cuenta donde acostumbran a acabar, pero recuperable cuando entra en juego la tensión del último momento.

Ya sabemos cómo se enfrentarán ambos al gran día. Empezando por el contendiente, Nico dice que afrontará su gran oportunidad siguiendo la filosofía que le ha ido tan bien. Es una carrera más: "Es genial estar en la batalla del título con Lewis por tercer año seguido. Lo daré todo para terminar con una victoria. Tengo que tratar esta carrera como cualquier otra. Hacer un buen trabajo en un fin de semana siempre es un desafío. Nada es fácil, aquí no será diferente y todavía tengo que ir a darlo todo para lograr un buen resultado".

Se siente respaldado con el triunfo que logró en 2015 con el Mundial ya en manos de su íntimo enemigo, aunque si rememora 2014 no le gustará tanto… "Tengo grandes recuerdos por haber ganado en esta pista el año pasado y es un lugar en el que normalmente he sido fuerte, así que tengo todas las razones para sentirme confiado. Cuanto más cerca está, más emocionado me siento. Será una gran batalla y espero que los fans tengan un gran espectáculo para terminar el año", asegura Rosberg. Sólo con acabar delante de Hamilton le valdría.

Las carambolas que tendrían que darse para que Lewis saliera de Abu Dhabi tetracampeón son de las improbables y el británico sabe que tiene todas las de perder, pero rendirse no está en su mente: "No ha sido una temporada perfecta y me enfrento con probabilidades bastante imposibles sin importar lo que haga. Pero no puedo y no voy a rendirme. Nunca sabes lo que puede pasar, quizá lo improbable... Quiero ganar y lo daré todo para terminar en lo más alto". Sólo una flecha de plata acertará en la diana. Como dice Toto Wolff: "Que gane el mejor".