El nivel del Madrid es excelso

Hasta ayer yo tenía el récord de la mayor victoria del Real Madrid en pista del Barcelona pero es ley de vida que los récords se vayan batiendo, para eso están. Y dado el estado de forma actual de este Real Madrid no me sorprende en absoluto que lo haya pulverizado y tampoco lo haría si batieran alguno más en un futuro próximo. Ese es también mi deseo, aunque sean récords que dejen de pertenecerme a mí, porque su nivel actual es asombroso, excelso.

La conjunción de potencia, técnica y efectividad del equipo es ahora mismo increíble. Si sigue así, no me sorprendería que fuera campeón de Europa otra vez porque en partidos como este parece imbatible. Estuvo a punto de ganar en Moscú, acaba de vencer al Panathinaikos y hasta cuando ha perdido, como contra el Baskonia, no ha dejado de progresar. La diferencia con el Barcelona ahora mismo quedó patente: el tapón de Randolph a Dorsey es algo que no había visto en mi vida, escalofriante. Y el estado de forma de Llull es maravilloso por lo diverso que es, lo desconcertante para el rival, su nivel de acierto. Está en un momento álgido y es una bendición que decidiera seguir en el Real Madrid y no marcharse a jugar a la NBA.