REAL MADRID

Este será el apretado calendario del Madrid: clásicos y Champions

La vuelta del parón de selecciones reta a Zidane y su cuestionado, pese a la clasificación, Real Madrid: Atleti, Sporting Portugal, Dortmund, Barça y el Mundialito, las amenazas.

Zinedine Zidane, entrenador del Real Madrid, en una imagen de archivo durante un partido.
Denis Doyle Getty Images

No está de más aclarar que el Madrid es líder en LaLiga, que en Copa se paseó como se esperaba (y se exigía) y que en Champions, donde más se le puede señalar, mantiene intactas sus opciones de clasificarse como primero y como segundo, pareciendo la segunda opción más atractiva cada jornada. Y encima, invicto: es el único equipo de Europa esta temporada que aún tiene por descubrir qué se siente al perder. Expuesta la primera evidencia, toca la segunda: al equipo de Zidane, perseguido y cazado por las lesiones, se le discute la vistosidad de su juego y la cuestionable garra de su carácter. Vence, sí, pero no siempre convence.

Por eso ahora, fruto del alarmismo y la inmediatez resultadista que acompaña al fútbol, el francés afronta en noviembre una especie de primavera: no se juega los títulos, pero las sospechas sobre si lo que ahora le vale le servirá también en las horas haches, de abril en adelante, provoca que se perciban las próximas semanas como más decisivas de lo que seguramente sean, como si no hubiera colchón en LaLiga, tuviera en suajili los octavos de la Champions y la Cultural fuese capaz de renovar el 'Alcorconazo'. El calendario no ayuda: al Madrid de Zidane le va a examinar durante el próximo mes.

19-11-2016: EL DERBI

Y de primero, plato gordo. Nada de aperitivos ni menudencias. El próximo sábado, si los inescrutables caminos de la Champions y la Copa no determinan lo contrario, el Madrid se despedirá del cincuentón Calderón, allí donde no gana desde febrero de 2014 (siete partidos).

Las bajas

Para más inri, Kroos no jugará, no está claro si lo harán Casemiro y Pepe. Parece que Sergio Ramos llegará, con el riesgo que conlleva reaparecer en un derbi tras una lesión complicada, mientras que Modric podrá ser de la partida, si bien podría acusar la falta de ritmo, más aún enfrente de un equipo con un centro del campo sumamente físico (también muy técnico, sí) y trabajado.

22-11-2016: SPORTING PORTUGAL

El del José Alvalade es un partido que admite, al menos, dos enfoques: si con una actuación blanca tan discreta como la del Bernabéu, los portugueses no puntuaron en Madrid, raro sería que lo consiguieran en Lisboa; o bien: si fuera de casa obligó a los de Zidane a la épica, qué no serán capaces de hacer con su afición.

Motivación especial

Sumen a cualquier análisis dos circunstancias singulares: la primera, la vuelta a casa de Cristiano, que lo mismo resulta en unas ganas y una puntería desmedidas para exhibir lo mucho conseguido tras su partida hace más de una década, que acaba apiadándose involuntariamente; la segunda, las amenazas del presidente lisboeta, un tipo que impone por su locuaz ímpetu.

3-12-2016: EL CLÁSICO

Tras recibir dos visitas teóricamente más amables, las del Sporting de Abelardo en LaLiga (26-11-2016) y la de la Cultural en Copa (30-11-2016), aparece uno de esos tres o cuatro partidos que pueden cambiar, para bien o para mal y sin que nadie pueda replicar, la temporada de un equipo (recuerden el último Clásico en el Camp Nou o aquella manita a Mou en su primero…). A un Clásico, y esto no extraña a nadie, se puede llegar como Hillary y salir como Trump, y viceversa.

7-12-2016: BORUSSIA DORTMUND

Del Dortmund, al Madrid debería preocuparle lo evidente (Aubameyang, Dembélé, Emre Mor, Pulisic…) e inquietarle lo raro: en la Bundesliga, los de Tuchel son un despropósito, pero su versión Champions da para no salir de vacío del Bernabéu. En juego podrán estar la primera plaza, la segunda y, raro pero no imposible, la clasificación.

15 A 18-12-2016: MUNDIAL DE CLUBES

Llegará el Deportivo a Madrid, partido en el que los blancos no se pueden permitir concesión alguna, y les tocará hacer las maletas y aterrizar en Japón. Allí se disputa el Mundial de Clubes, el segundo título al que aspiran esta temporada. No se conoce aún el rival en la primera eliminatoria (15 de diciembre; la final será el 18), pero sí se sabe que la presión de un nuevo trofeo en liza, con el añadido del largo desplazamiento, incrementarán la dificultad de la última etapa de un mes de examen continuo para Zidane y sus jugadores.