Todos a una

Solo queda un camino para seis equipos que están con diferencia de un punto en la tabla, faltando apenas una jornada. Más emoción no puede pedirse. Otra cosa es solicitar buen juego. Por lo pronto es ganar y esperar.

Bucaramanga y Cali tienen 31 puntos. Los búcaros, oficiando como locales, esperan al ya desvencijado Huila y Cali visitará a Rionegro.

Existe un segmento con 30 puntos. Allí están cuatro equipos. Si vencen consiguen 33 puntos. Tolima en Ibagué espera a Jaguares. Alianza Petrolera, de gran campaña en el remate del torneo, viene a Techo a enfrentar a otro descendido, Fortaleza. Santa Fe viaja a Manizales y Millonarios esperará al Medellín, que, igual a Nacional, goza de tranquilidad por el puntaje conseguido.

Visto el asunto así, a excepción de los equipos paisas, los demás ingresan a jugar los 90 minutos mas importantes del semestre. Pensar en el empate es un riesgo enorme. Ingresar con la idea clara y la necesidad de ganar es de imperiosa necesidad.

Quizás jueguen otros factores. Se ofrecerán premios especiales y no faltarán las suspicacias de incentivos y otras arandelas. Por vez primera la Comisión arbitral debería gastarse unos cuantos pesos, que le sobran a Dimayor, y concentrar a más de 30 jueces centrales y auxiliares para hacerles una especie de 'Seminario-Express' con videos,para que caigan en cuenta de los errores más comunes y refrescar el reglamento de juego. No sobra.

Finalmente es preciso añadir dos candidatos más. Envigado y Patriotas, que cuentan con 29 puntos y ganando el último partido (Envigado en casa ante Cortuluá y Patriotas en Tunja con su rival de patio, ya descendido, Boyacá Chicó), pueden llegar a 32 puntos y poner un poco más de pimienta a esta barahúnda. Por encima de cualquier especulación, todos a una. A ganar y no perder el semestre.