CICLISMO

Así ha sido el paso del ruso Tinkov por el ciclismo

Desde que crease su equipo en 2007, el magnate ruso ha visto como sus ciclistas ganaban en pruebas de prestigio, pero se va con una espinita clavada: no haber logrado el Tour.

Oleg Tinkov posa en una imagen de archivo con Peter Sagan y Alberto Contador, dos de sus ciclistas estrella durante su etapa en el equipo Tinkoff.
JESÚS RUBIO DIARIO AS

Con la desaparación del equipo Tinkoff a finales de esta temporada, Oleg Tinkov pone fin a su aventura en el ciclismo profesional. El magnate ruso, que ya anunció su despedida del ciclismo a través de su cuenta de Instagram, ha decidido centrarse en el negocio de su banco y dar por terminada un proyecto que ha mantenido durante casi 9 años en los que ha mezclado éxitos, fracasos y muchos episodios de polémica durante este periodo, como las declaraciones contra Alberto Contador o la reciente polémica con el ex ciclista danés Bjarne Riis.

La aventura de Oleg Tinkov en el mundo del ciclismo empezó en el año 2006 con la creación de su propio equipo ciclista en categoría Continental Pro, el Tinkoff Credit Systems, donde juntó a corredores como el bielorruso Vasil Kiryienka o los rusos Pavel Brutt o Mikhail Ignatiev. Al año siguiente de su creación, el equipo logró una invitación para el Giro de Italia. Ese año, el Tinkoff logró hasta 7 victorias en pruebas como el Trofeo Laigueglia, el Gran Premio del Chiasso o dos etapas en el Tour de Gran Bretaña. Aunque el mayor éxito del Tinkoff Credit Systems fue el de aprovechar al máximo la invitación recibida para el Giro de Italia 2008, donde el equipo logró dos victorias de etapa con Pavel Brutt y Vasil Kiryienka, esta última en el Monte Pora.

Después de esta primera aventura, el Tinkoff Credit Systems dio origen en 2009 al nuevo proyecto ruso en el UCI World Tour, el equipo Katusha, donde coincidirían varios corredores que militaron en el Tinkov con ciclistas destacados de la época como Vladimir Karpets, Serguei Ivanov o el sprinter australiano Robbie McEwen, y que un 

Tres años después, en 2012, Tinkov decidió regresar al mundo del ciclismo y lo hizo como co-patrocinador del equipo danés Saxo Bank, dirigido por Bjarne Riis y que tenía a Alberto Contador como principal estrella. En su primer año como mecenas, Tinkov vio como el pinteño lograba la general de la Vuelta a España.

Además de mantener varios pilares de Riis, Tinkov compró la licencia al danés, al que mantuvo como director del equipo, y contribuyó a reforzar el equipo con fichajes como el de Roman Kreuziger, Nicolas Roche o Michael Rogers. Con uno de los equipos más potentes del circuito, Tinkov logró victorias de etapa en Giro, Tour y Vuelta, además de las generales que logró Alberto Contador en Tirreno Adriático, la Vuelta al País Vasco y la Vuelta a España, pero una caída en los Vosgos le alejó del sueño de ganar el Tour en 2014.

En 2015, Tinkov despidió de su equipo a Bjarne Riis como director del equipo. El banquero ruso también revolucionó el mercado con el fichaje de uno de los ciclistas más espectaculares del momento, Peter Sagan. El eslovaco justificó con creces su llegada al equipo con victorias en la Vuelta a California, en la Vuelta a Suiza, un triunfo en la Vuelta a España (donde fue arrollado por una moto) y el título de campeón del mundo en Richmond. Mientras, Contador también le daba alegrías al ruso con su triunfo en la general del Giro de Italia pero, otro año más, se quedó a las puertas del podio en el Tour.

En 2016, ya sin el patrocinio del banco danés Saxo, Tinkoff especuló con la retirada del equipo. Pese a las incertidumbres sobre el futuro, Peter Sagan se encargó de nutrir al equipo de triunfos en las Clásicas de Flandes como la Gante-Wevelgem o el Tour de Flandes, mientras que Contador luchaba por las generales en pruebas por etapas del UCI World Tour como la París-Niza, la Volta a Catalunya o la Vuelta al País Vasco (donde se hizo con la txapela), pero de nuevo vio cómo se marchaba la opción de ganar el Tour, algo que no gustó al ruso.

Además de sus resultados deportivos, Tinkoff también ha dejado en su paso por el ciclismo numerosos episodios de polémica y excentricidades. La despedida de Bjarne Riis en marzo de 2015, su tinte de pelo rosa después de que Contador ganase el Giro ese año o sus acusaciones hacia el Katusha tras la borrachera de dos de sus corredores fueron alguno de sus episodios más comentados, aunque quedaron eclipsados por las amenazas de retirar a su equipo de la Vuelta tras los atropellos a Sagan y Paulinho. En 2016, Tinkov ha demostrado una relación de amor-odio hacia Alberto Contador y en las últimas fechas también ha cargado contra Riis, el hombre al que le compró un equipo que, tras varios años de éxito, desaparece.