Contentos

Así quedaron tanto Santa Fe como Nacional. Contentos porque el empate a cero goles los sostiene en el grupo de finalistas.

En la etapa inicial resultaron escasos los detalles para recordar. Empezando el juego Rescaldani estrelló un remate en la base del vertical izquierdo de Castellanos, apenas comenzando. Después tanto él como sus delanteros no aparecieron para nada.

En este pasaje una amarilla a Elkin Blanco que nunca falla en ese sentido, aunque es bueno reconocer que tuvo criterio para manejar el balón e intentar dar salida a su equipo. La expulsión de Nieto estuvo acorde con la falta cometida a Osorio. Allí sobrevino la explicación de tantos partidos.

Con 10 jugadores y la tendencia del equipo afectado es esperar atrás, meterse en el fondo o simplemente buscar defender y nada más. La falta de un compañero justifica este planteamiento. Esperar y defender.

Simultáneamente el equipo que queda con ventaja numérica también se encarta. Le sobra o un defensa o un volante de marca y pasan minutos hasta que el técnico cae en cuenta de la variante necesaria.

Esta vez Omar Pérez ingresó por Anchico y durante 45 minutos intentó filtrar un pase en vertical delante de la pareja de zagueros centrales. Una vez casi lo aprovecha Osorio, pero Bonilla lo impidió. Se apuntaron con remates en distancia Tesillo, Borja, Gómez y nada. Nacional, sin afán, esperaba por su punto hasta que lo logró...

Por eso digo,que ambos se fueron Contentos. Santa Fe refrendaría su acceso a finales cerrando en Manizales. Nacional todavía cumplirá dos juegos y por matemáticas acaricia el primer puesto.

Olvidaba que Javier López, por contextura, estatura y fuerza, tiene un dilema: o es jugador de fútbol, donde cumple buena función, o se dedica al boxeo. Le puso un ojo colombino a Jota Mosquera en una jugada por el costado y al final del partido le metió dos puñetazos que por supuesto Lamoroux no vio... Estaba haciendo la contabilidad de tarjetas amarillas y las dos rojas a Nieto y Borja.