presentado por
Competición
  • Liga Colombiana II
  • LaLiga Santander
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Serie A
P. P. San Martín

Zidane jugó con fuego en el laboratorio

Zidane aceptó la propuesta de convertir a Morata en titular, pero con condiciones: sin prescindir de Benzema. Así, inventó en Varsovia la fórmula Morata+BBC, con el canterano partiendo desde la medular por la izquierda, aunque con libertad absoluta para moverse por la media punta o intercambiando con Benzema, sobre todo.

Y Morata se dio una paliza a correr. Apareció por cualquier sitio y le sobró fuelle para bajar a defender. Hubo un gran intercambio de posiciones entre los cuatro delanteros, con un Legia sorprendido y superado.

Pero el invento fue perdiendo compostura. El Legia lo vio, y ganó metros. Empezó a remontar y Zidane se agobió. Primero metió a Lucas Vázquez por Benzema (64’) para un 4-4-2, y al ver que el Legia crecía, el técnico jugó con fuego al poner a Asensio por Coentrao (75’) para formar con defensa de tres. Otra innovación que el Madrid no supo gestionar y costó el susto: ¡¡3-2!! Al final Kovacic salvó los muebles.

Morata + BBC. En un once insólito, con Morata partiendo desde la izquierda. Bale marcó pronto (1’) y los cuatro delanteros se movieron bien.

Final desordenado. El Legia apuró y Zidane optó por defensa de tres. Le fue peor así, en un desorden absoluto. En la ofensiva final entró Mariano.