Caracol Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

NBA

Las grandes estrellas de la NBA si fuesen jugadores de LaLiga

¿Quiénes serían los grandes jugadores de la NBA si los comparásemos con futbolistas del Barcelona, Real Madrid y Atlético?

Actualizado a
LeBron, Curry y Paul George.
AS

Comienza la NBA y la mejor liga de baloncesto del mundo concentrará a las grandes estrellas de este deporte. En AS hemos querido asemejar a estas figuras con las que están presentes en la Liga Santander, concentradas en Real Madrid, Barcelona y Atlético. Esta es la comparativa:

Curry-Messi: Magia

Curry y Messi.
Ampliar
Curry y Messi.

El base de los Golden State Warriors se ha convertido en la gran sensación de la NBA. Sin la trayectoria de Messi, comparten la capacidad de sorprender en todo momento, levantar al público de sus asientos en cada acción y enchufarla desde cualquier lugar. Además, han llevado los títulos y el prestigio al equipo en el que comenzaron y han desarrollado toda su carrera. Técnica pura por parte del MVP de la temporada regular de la NBA durante las dos últimas temporadas. Al contrario que Messi, Curry ha explotado tarde, pero con 28 años busca dejar un legado y una huella en un equipo que promete divertir a sus aficionados.

LeBron James-Cristiano: Físico

LeBron y Cristiano.
Ampliar
LeBron y Cristiano.

El alero de Cleveland es un auténtico portento físico, una bestia que puede defender tanto a hombres pequeños como al más grande de los pivots y que puede anotar e imponerse en el cuerpo a cuerpo a cualquier rival para anotar. Con 31 años se encuentra pletórico tras haber llevado al equipo que le eligió primero en el draft en 2003 al título con una gran remontada en la final tras su regreso después de cuatro grandes temporadas en Miami. Cristiano comparte con él su voracidad, competitividad, capacidad de anotación y superioridad física, aunque la trascendencia de LeBron en su equipo es inigualable.

Paul George-Griezmann: Futuro

Paul George y Griezmann.
Ampliar
Paul George y Griezmann.

Una fractura abierta de tibia y peroné le impidió acudir al Mundial de España y frenó su progresión manteniéndole durante meses fuera de las canchas. En su regreso ha recuperado la regularidad que siempre había tenido previa a la lesión disputando 81 partidos y ha liderado de nuevo a Indiana Pacers. Comparte con Griezmann un crecimiento en su juego que hace posible que entre en la pelea por estar entre los mejores de la NBA, sus números anotadores aumentan temporada a temporada al igual que en el caso del francés y pese a ser la estrella del equipo en ataque destaca por su aporte defensivo y trabajo en su lado de la cancha. Capacidad para encestar desde el perímetro y desde la pintura.

Kevin Durant-Neymar: Anotación

Durant y Neymar.
Ampliar
Durant y Neymar.

La llegada de Durant a los Warriors ha revolucionado la NBA. Refuerza al mejor equipo de la historia en temporada regular el curso pasado, aunque a los de Oakland se les escapó el título a última hora. Promete llevar a cabo una dupla magnífica junto a Curry al igual que han logrado Messi y Neymar. Al igual que el caso del brasileño no aparecerá como gran estrella del equipo, pero sí que concentrará los focos por su capacidad anotadora, habilidad técnica y dribbling, acompañado de fuerza para entrar a canasta.

Russel Westbrook-Bale: Potencia

Westbrook y Bale.
Ampliar
Westbrook y Bale.

El base de Oklahoma City Thunder se caracteriza por su fuerza, su capacidad de salto y una arrancada espectacular que le hace ser imparable. Con la baja de Durant le tocará llevar las riendas del equipo al igual que le ocurre a Bale cuando no está Cristiano en el Real Madrid o con la selección de Gales. El base de 27 años posee unos grandes números en anotación y comparte con Bale la superioridad frente a los marcadores en carrera y la forma en la que se suspende en el aire para anotar. Capaz de lanzar desde cualquier posición, aunque su porcentaje lejano no sea demasiado acertado.

Kyrie Irving-Carrasco: Dribbling

Irving y Carrasco.
Ampliar
Irving y Carrasco.

A sus 24 años el base de Cleveland se coronó en la final de la pasada NBA con un triple decisivo. Capaz de aparecer en momentos importantes, comparte ese don con Carrasco, que marcó en la final de la Champions, en el partido contra el Bayern, en Rostov… además, destaca por sus movimientos y habilidad a la hora de superar rivales y ‘romper tobillos’. Irving no es la estrella de su equipo, pero cada vez su relevancia es mayor. Le ha otorgado al equipo otra posibilidad de anotación desde fuera y una vía para acelerar el juego.

Draymond Green-Luis Suárez: Competitividad

Green y Suárez.
Ampliar
Green y Suárez.

El ala-pivot de los Warriors nunca se esconde en los momentos difíciles. Agresividad en la pintura, aporta en todas las facetas del juego, tanto en anotación (desde fuera y dentro) como en asistencias y rebotes. Cuando Curry o Thompson no pudieron mostrar su mejor versión siempre apareció. Para su equipo fue traumática su baja en el quinto partido de la final por una sanción tras una patada a destiempo considerada como juego antideportivo. Una faceta de su carácter que igual que en el caso de Suárez le ha pasado factura en algunas ocasiones, pero le ha otorgado una competitividad enorme.

J. R. Smith-Benzema: Calidad

J.R. Smith y Benzema.
Ampliar
J.R. Smith y Benzema.

Uno de los jugadores más díscolos de la NBA. Magnífico desde el triple, capaz de anotar desde prácticamente cualquier lado y con una técnica de lanzamiento depuradísima. Belleza y calidad en sus movimientos cuando está ‘onfire’, su carrera se ha visto lastrada por problemas extradeportivos. Se marchó a China, donde anotó 60 puntos en un partido partiendo desde el banquillo. Regresó a la NBA, donde arropó a LeBron e Irving en la anotación para obtener el anillo. Involucrado en polémicas tanto en el ámbito monetario como en el sexual se le relacionó con la cantante Rihanna al igual que en el caso de Benzema. Dos deportistas que parece que podrían haber alcanzado un techo más alto si hubiesen sido más disciplinados.

Dirk Nowitzki-Fernando Torres: Experiencia

Dirk Nowitzki-Fernando Torres
Ampliar
Dirk Nowitzki-Fernando Torres

El alemán de 38 años afronta sus últimos años en la élite en Dallas, donde ha desarrollado su carrera y es amado por su afición. Aunque Torres sí que salió del Atlético, han representado al club y a su país de forma intachable durante años. Un ala-pívot que ha conseguido concentrar la capacidad anotadora del equipo sabiéndose reciclar en su forma de juego y levantando la admiración de sus compañeros y rivales. Fue decisivo en el título de los Mavericks en 2011, primero de la entidad, al igual que Torres renovó la vitrina española con su gol en la final de la Eurocopa de 2008.

Pau Gasol-Iniesta: Mítos

Gasol e Iniesta.
Ampliar
Gasol e Iniesta.

El mejor jugador español de baloncesto de la historia y uno de los más determinantes en el deporte nacional. Ha llegado a San Antonio Spurs y tratará de seguir compitiendo en lo más alto y luchar por su tercer anillo. Campeón con la Selección de un Mundial y tres Eurobaskets, comparte con Iniesta su importancia vital en su equipo acompañando a estrellas como Kobe Bryant en uno y Messi en otro y su paso adelante en la Selección como cabeza de cartel. Todo lo que han logrado ha sido partiendo desde la sencillez y por ello concentran el cariño de millones de personas. Actuaciones memorables como los 40 puntos de Gasol ante Francia o el gol de Iniesta en la final del Mundial.

Blake Griffin-Ramos: Contundencia

Griffin y Ramos.
Ampliar
Griffin y Ramos.

El ala-pívot de Los Ángeles Clippers es una bestia física en los dos lados de la cancha. Capaz de machacar por encima de cualquier rival, en ocasiones peca de un exceso de ímpetu que el año pasado provocó 7 técnicas, una flagrante y dos expulsiones. Al igual que Ramos, sabe lo que es aparecer en el último instante del partido y solucionar la papeleta para su equipo como hizo con un triple sobre la bocina para vencer a Phoenix Suns por un solo punto. Dos buenos defensores que crecen en el juego aéreo en la cancha rival. Recomendable no chocar con ellos, ya que no renuncian al cuerpo a cuerpo y saben lo que es salir ganando en la disputa individual. Aprovechan su velocidad en espacios cortos.

Ricky Rubio-Koke: Visión

Ricky y Koke.
Ampliar
Ricky y Koke.

El base español ha sufrido dos lesiones que han reducido su potencia. Comparte con Koke la visión de juego y el trabajo defensivo que les permite asistir y robar balones de forma constante. Los dos jugadores han sumado una gran cantidad de partidos de forma precoz y están llamados a dirigir a la Selección durante los próximos años. En el caso de Ricky está penalizado por su dificultad en el tiro. Su compatibilidad con Rudy Fernández podía recordar a la que mantienen Koke y Diego Costa.

DeMarcus Cousins-Piqué: Talento

Cousins y Piqué.
Ampliar
Cousins y Piqué.

El pívot de los Sacramento Kings es uno de los jugadores interiores más talentosos de la NBA. Intimidación y poderío aéreo en los dos lados de la cancha, el año pasado promedió más de 12 rebotes por partido y más de 24 puntos. Pese a su altura (2,11 metros) es capaz de botar y subir el balón al igual que hace Piqué desde la zaga. También comparte con el central del Barcelona la polémica fuera del campo y sus palabras incendiarias cuando aparece ante la prensa, aunque el jugador de la NBA en muchos casos va dirigido contra su propio equipo, entrenadores y compañeros, cosa que no sucede con el central español. El NBA también ha sido criticado por su actitud ante el himno nacional.

Chris Paul-Modric: Motor

Paul y Modric.
Ampliar
Paul y Modric.

El base de Los Ángeles Clippers es un asistente de lujo, capaz de mejorar a sus compañeros y hacer brillar a los que le rodean. El estadounidense se caracteriza por su buen hacer en defensa, robando una gran cantidad de balones y montando contraataques rápidos. Año tras año situado entre los mejores asistentes de la liga y los mejores jugadores, ya está considerado un veterano pese a tener 31 años. Coincide con Modric en su regularidad y facilidad para ver espacios donde parece no haberlos y su ayuda en defensa contra cualquier rival.

Andre Drummond-Godín: Defensa

Drummond y Godín.
Ampliar
Drummond y Godín.

Máximo reboteador de la temporada pasada, el jugador de Detroit Pistons destaca por su intimidación y seguridad defensiva. Con 2,11 de altura es un candado bajo el aro y promedió casi 15 rebotes por partido. Sin quedar exento de anotar en la canasta rival, es uno de los mejores defensores de la competición. Igual que Godín, su sobriedad y capacidad de taponar al rival provoca miedo y que tengan que pensárselo antes de encarar. Hacen saber que la zona y el área respectivamente es su territorio. En un partido ante los Pacers consiguió la asombrosa cifra de 29 rebotes

James Harden-Arda Turan: Barba

Harden y Arda.
Ampliar
Harden y Arda.

La barba de la NBA, famosa en el mundo entero, juega en los Houston Rockets. El estadounidense y el turco comparten un look particular y una forma de jugar muy especial, marcada por el talento. En el caso de Harden se critica su desidia en defensa, algo que también le ocurría a Arda en su llegada al Atlético procedente del Galatasaray. Este consiguió corregirlo en gran medida con Simeone. Por su parte Harden consigue que sea secundario con su capacidad anotadora, con 29 puntos por partido la pasada temporada.

Kris Dunn-Marco Asensio: Promesa

Dunn y Asensio.
Ampliar
Dunn y Asensio.

El número cinco del draft jugará en Minnesota Timberwolves, que busca continuar creciendo a partir de jóvenes valores. El primer elegido en el draft, Ben Simmons, deberá esperar para debutar con los Philadelphia 76ers por una fractura en el quinto metatarsiano del pie derecho y Dunn ya aspira al puesto de base de titular en su equipo y es un gran candidato a rookie del año. Poseen un futuro prometedor y esperan ser las estrellas del mañana igual que ha sucedido en España y en el Real Madrid con los primeros encuentros de Asensio con la camiseta blanca.

Kawhi Leonard-Jan Oblak: Manos

Leonard y Oblak.
Ampliar
Leonard y Oblak.

El gran alero de San Antonio Spurs posee unas manos de más de 28 centímetros de longitud que le proporcionan una mayor facilidad para atrapar el balón y hacerse con el esférico cuando lo botan los rivales. Ha sido nombrado mejor defensor del año durante dos temporadas consecutivas y en 2015 fue líder en robos. Muy difícil de superar en el mano a mano, es un baluarte defensivo a la hora de medirse a jugadores potentes como LeBron o Durant. Por su parte Oblak igualó el récord histórico de goles encajados en una Liga al recibir tan sólo 18 en 38 partidos. Dos muros defensivos con las manos como mejor reflejo.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?