FÓRMULA 1 | GP DE ESTADOS UNIDOS

Vettel y la peor racha de podios desde su 2008 con Toro Rosso

El alemán encadenó cinco podios en las ocho primeras carreras de 2016, pero desde Bakú sólo subió a él en Italia: lleva uno en diez citas.

0
Vettel y su peor racha de podios desde el 2008 con Toro Rosso.
SRDJAN SUKI EFE

Cuando se dio el pistoletazo de salida al comienzo del Mundial en Australia, Vettel ni podría imaginarse que este año iba a pasar tan poco tiempo en el lugar en el que ha celebrado tantas alegrías: el podio. Se bañó en champán cinco veces en las ocho primeras carreras de 2016 (Australia, China, España, Canadá y Bakú), pero desde la cita que fue sede del GP de Europa, y que ya no lo será más, sólo ha vuelto pisar el cajón una vez, en Italia. Así, encadena la peor racha de podios desde su 2008 en Toro Rosso: uno en diez carreras.

En efecto, hacía ocho temporadas que Sebastian no acumulaba tantas pruebas con tan pocos trofeos. Tardó 22 grandes premios en subir a uno de los peldaños objetivo de todos los flashes, lo hizo en el más alto de todos con su victoria el GP de Italia 2008, en su primera temporada completa con el equipo de Faenza. Después, desde que dio el salto a Red Bull, ha sido habitual verle en la foto de los tres hombres más rápidos. Ha conseguido 85 en las 175 carreras que lleva, un porcentaje que le acerca a casi uno cada dos carreras (48,57%).

Por eso es noticia que al tetracampeón alemán se le resistan tanto las tres primeras plazas, porque es algo inusual en su trayectoria y porque esta mala racha le ha llegado pilotando un Ferrari. Algo que todavía le escocerá más al venir de su tercera campaña con más podios en 2015, 13 (sólo por detrás de los 17 de 2011 y los 16 de 2013). Pero el año pasado la Scuderia tenía el segundo mejor coche de la parrilla, lugar que ahora ocupa claramente Red Bull. Su antiguo equipo está siendo el encargado de mermarle la estadística.

"Dos vueltas después de que hiciera la segunda parada tuvo lugar el VSC, de otro modo creo que hubiéramos tenido una opción por el podio", dijo Seb al acabar la carrera en Austin a pesar de los más de 23 segundos que le sacó Ricciardo. Lo cierto es que en cada cita ve como al SF16-H su rendimiento no le alcanza para competir con Mercedes y Red Bull. No es su peor año de podios en una marca grande, en 2014 sólo sumó cuatro, pero ahora mismo depende de otros para no seguir engrosando sus malos números, a no ser que en Maranello reaccionen…