TENIS

Andre Agassi: "Nadal volverá a ganar si está sano"

El ex número uno participó en el World Business Forum y reiteró el "odio al tenis" que sintió toda su vida. Ahora, educa niños con su fundación.

Andre Agassi: "Nadal volverá a ganar si está sano"

Mientras Rafa Nadal y Roger Federer abrían la puerta de la Academia y recordaban sus batallas, otro ex número uno repasó las suyas en Madrid. Andre Agassi (46 años), convertido ahora en conferenciante, clausuró el WOBI (World Business Forum) en el Teatro Real, ante un auditorio de ejecutivos que, previo paso por caja de 1.400 euros para dos jornadas en las que también disertaron triunfadores en el mundo de la empresa como Arianna Huffington, intentaron buscar inspiración en la historia del campeón de ocho Grand Slam.

A diferencia del suizo y el español, Andre Kirk Agassian (su verdadero nombre) recordó que él tuvo “la desgracia de no poder elegir”. Su padre emigró de Irán, diseñó en Las Vegas un dragón artesanal que le escupía 2.500 bolas al día e intentó conseguir con sus hijos el éxito que él no alcanzó. “No tuve infancia”, se lamentó. "La norma era levantarse, jugar y luego lavarse los dientes. Con 13 años me enviaron a una academia en Florida (la de Nick Bolletieri) que para mí era un campamento de prisioneros. Gané el primer Grand Slam (Wimbledon 1992) con 25 años y lo viví como un gran alivio, más que como un logro. Debía seguir haciendo lo que no quería, odiaba lo que hacía".

Como no pudo estudiar, cuando sufrió una crisis y cayó al 141º del mundo, creó una fundación educativa que ya llega a 100.000 niños desfavorecidos y que inició pidiendo un crédito de cuatro millones de dólares.

En el Forum se le preguntó, claro, por Rafa Nadal, del que una vez dijo que estaba “extendiendo cheques contra su cuerpo” cuando irrumpió con su gran despliegue físico. ¿Volverá a ganar un grande? “Si está sano, tiene capacidad para ganar más. Pero si el cuerpo no funciona, no importa la fuerza mental que tengas. No sé cómo estará ahora. Tuvo un problema de muñeca y eso es delicado para un tenista. Si tiene mucho dolor, es imposible”.

Agassi, que recomendó a los ejecutivos "hacer las cosas simples", reveló que los dos vástagos que ha tenido con Steffi Graf no juegan al tenis. A Jaden Gil, de 15 años, le entusiasma el béisbol. A Jaz Elle, de 13, el hip-hop. "No hay tenistas de segunda generación. Es una experiencia muy solitaria y no quieres que tus hijos pasen por lo mismo", explicó. Nunca hubo alguien que, odiando tanto lo que hacía, llegara tan alto.