presentado por
Competición
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Liga Chilena

El milagro del Cholo y su heredero Gabi

Aquel diciembre de 2011, Miguel Angel Gil Marín tomó una decisión que cambió la historia del Atlético. Fichar a Diego Pablo Simeone ha sido el mayor acierto del consejero delegado del Atlético en su carrera deportiva. Junto al Profe Ortega y el Mono Burgos (sin sus dos ayudantes no habría sido posible), el Cholo ha conseguido aproximar al Atleti al Madrid y al Barça. Al todopoderoso vecino le quitó una Copa (y estuvo cerca de birlarle dos Champions) y al mejor equipo del siglo XXI le ganó una Liga en su estadio. Sustentado en los éxitos deportivos del Cholo, Gil Marín empezó a hacer una buena gestión económica y deportiva del Atlético. Gracias al “partido a partido” de Simeone, que tan bien han interpretado Gabi, Godín, Tiago, Koke y compañía el Atlético ha podido reducir su deuda con Hacienda. Además de pagar lo que debía, el aumento de la tarta económica lo ha repartido en salarios para retener a Simeone y sus figuras pagándoles merecidas fichas galácticas.

El milagro económico del Atleti se ha producido gracias a Simeone. Existe miedo en el entorno del Atlético para cuando se vaya el Cholo. No tienen que temer los atléticos porque el heredero del Cholo puede ser Gabi, que se haría un Luis Aragonés cuando Simeone decida irse (se marchará cuando a él le dé la real gana porque así se lo ha ganado). El Cholo ha sido vital, pero sus jugadores, liderados por Gabi, son tan importantes como el técnico. Gabi sería su mejor heredero porque continuaría un modelo y una filosofía que también ha creado él junto a Godín, Tiago, Koke y compañía.