América de Cali

Tapiero: “Es muy incómoda la posición en la que estoy”

El volante no vio acción en la temporada, no fue inscrito por América. Reveló a AS Colombia que está “bajoneado”. “Vengo a entrenar porque es mi obligación como profesional”, tiró.

Tapiero: “Es muy incómoda la posición en la que estoy”

América - Popayán

La goleada que recibió el América la tarde del 4 de junio de 2014 en el juego de ida de la final del primer campeonato del año en el Torneo de la B, frente a Jaguares, en Montería, supuso el declive en la carrera deportiva de Steven Tapiero, quien en aquel compromiso para los americanos, sufrió un esguince colateral medial que lo incapacitó durante más de cuatro meses. “La gente no entiende que lo más difícil para un jugador es reponerse de una lesión”, comentó el mediocampista vallecaucano, quien un año después también padeció por el virus del chikungunya.

Tapiero ahora entrena con el equipo suplente del América, sin la motivación que genera hacer parte de la nómina, sin poder competir decididamente en la búsqueda del dilatado ascenso. Sostiene que fue “un fracaso” las temporadas pasadas en la B, y que el equipo actual de Hernán Torres, “va por un buen camino”.

¿Qué concepto tiene del América actual, que será cabeza de grupo en el cuadrangular?

“Hay un buen equipo, se han integrado grandes jugadores. Lo más importante en los planteles es la unión y eso se está retomando ahora. El equipo está jugando muy bien, va por buen camino, obviamente, con cosas por mejorar. La gente está contenta, el equipo está tranquilo, aunque esto no es como empieza sino como termina”.

Tienen jugadores más grandes con relación a las nóminas anteriores…

“Lo último es lo que vale en el fútbol. En los años anteriores, así hubieran traído a Messi o a Cristiano Ronaldo, si no se hubiera ascendido, hubiese sido un fracaso. En ese entonces no se logró el objetivo y para mí fue un fracaso, y con estos jugadores, si no se gana nada, también lo será. En los años anteriores se intentó pero no se logró. Esperemos que este año se logre el ascenso”.

¿Qué le genera entrenar sin competir?

“Es difícil. Uno como jugador siempre quiere estar actuando. En estos momentos es cuando más he recibido el apoyo de mi familia, y vengo a entrenar porque es mi obligación como profesional y me entreno para mí, porque es muy incómoda la posición en la que estoy. Solo espero que termine este año, que el equipo ascienda y esperar que se viene el próximo año. Lo que quiero es jugar, estar en competencia”.

¿Por qué se malogró la opción de ir a otros clubes?

“No sé si se manejó bien o mal, hablé con el ‘profe’ Hernán Torres y me dijo que iba a contar conmigo para este semestre. Luego, él consiguió todo para que yo fuera a Alianza Petrolera, me dijo que allá iba a jugar… ya todo estaba listo, solo faltaban los pasajes de Cali a Barrancabermeja y hasta que se cerraron las inscripciones, no llegaron. Entonces, como el ‘profe’ Hernán Torres me dijo que me iban a inscribir en el América, estaba tranquilo, pero no lo hicieron. Fue difícil. No sé si manejó bien o mal, solo digo que el que actúa bien, le va bien en la vida”.

¿Dialogó con el técnico y los dirigentes luego de que no lo inscribieron?

“Sí, obviamente, a ver qué posibilidades había de irme a otro lado, pero no salió nada”.

Esta para le podría pasar ‘factura’…

“Es difícil mentalmente, uno se bajonea, pero si me está pasando esto es porque la vida me está diciendo que reaccione y mire lo que estoy haciendo mal. Me estoy entrenando para no quedarme, y debo esperar hasta el otro año, porque tengo contrato con América hasta diciembre de 2017 y lo tengo que respetar (…) Estoy recibiendo un salario, pero no es lo mismo porque de pronto cuando se termine el contrato ningún equipo te va a mirar. Lo importante es no perder la forma física, por eso me estoy entrenando con el equipo suplente”.

¿Por qué decayó luego de haber sido protagonista con Dépor?

“En el Dépor jugué casi todos los partidos en el año, y cuando vine al América mantuve el nivel, jugué todos los partidos, luego vinieron las lesiones, nunca había tenido una lesión que me alejara de las canchas durante cuatro meses (esguince colateral medial en la final en Montería). La gente no entiende que lo más difícil para un jugador es reponerse de una lesión. Me recuperé, pero llegaron técnicos que no me dieron continuidad. Espero tener la posibilidad de ir a otro buen equipo”.