CICLISMO | Esteban Chaves

"Me encanta hacer historia por Colombia en tiempos de paz"

A sus 26 años, Esteban Chaves ha completado un gran 2016: segundo del Giro (con la etapa reina), tercero de la Vuelta y su primer Monumento, Lombardía.

"Me encanta hacer historia por Colombia en tiempos de paz"
LUK BENIES AFP

-Completa la temporada con dos clásicas, Emilia y Lombardía.

-Terminé la Vuelta con un buen golpe de pedal. Gracias a Dios logré unos títulos muy peleados, arropado por el Orica, en unas pruebas de un día que se me adaptan bien a mi perfil de escalador, aunque no me catalogo como un especialista.

-Se convirtió en el primer corredor no europeo en inscribir su nombre en el Giro de Lombardía, y en el primer colombiano en atrapar un Monumento. Casi nada.

-Se trató de una jornada muy especial, cerca de donde vivía cuando aterricé en Italia para arrancar como profesional, en Curno. Me encantó hacer historia para mi nación, con un amigo como Rigoberto (Urán) en la foto del cajón, y más en una época en la que celebramos la paz.

(Chaves habló con AS antes de que el ‘No’ se impusiera en el plebiscito de su país).

-Tercero de la Vuelta, ¿qué significa este resultado?

-Conseguir el objetivo con el que partimos Orica y Esteban Chaves. Desde el principio quisimos lograr la mejor general, y cumplimos. El equipo trabajó de manera fantástica para mí, dimos el cien por cien en la carretera y, además, ganamos cuatro etapas. Con Jens (Keukeleire), Simon (Yates) y las dos de Magnus Cort, un joven que seguro que va a darnos muchas alegrías.

-Madrid se llenó de colombianos para festejar la victoria de Nairo y su podio.

-Así es, les agradezco el apoyo, el colorido y la pasión con que nos animaron durante las tres semanas de competencia. Ver cada día a compatriotas levantaba el ánimo, y que dos de nosotros alcanzáramos el cajón final supone un importante paso adelante para Colombia y nuestro ciclismo. Pero aún pueden llegar más satisfacciones. Cuando se siembra, se recogen los frutos. Deseo que se ayude más a los chicos de nuestro país. Para sacar más corredores y que se realicen muchos más sueños.

-Desbancó a Contador del tercer peldaño con un espectacular ataque, a 45 kilómetros de Aitana.

-Gracias a Dios triunfó la estrategia y firmamos una jornada épica. Comenzamos el día con la mentalidad de todo o nada, y afortunadamente nos salió bien. Como me gusta decir, en el Orica hacemos las cosas con amor. Si le pones empeño, como Howson para tirar y yo para rematar, las tácticas funcionan mejor. Se lo agradezco al grupo entero, desde los compañeros hasta los directores y auxiliares, siempre creyeron en la causa y confiaron en mí.

-Una segunda plaza y la etapa reina del Giro, más la tercera posición de la Vuelta. ¡Qué 2016!

-Me parece increíble, un avance indudable en mi trayectoria. El desafío para 2016 era cubrir dos carreras de tres semanas competitivas: se consiguió. Desde el quinto lugar en la Vuelta de 2015 supe que estaba en mi mano un rendimiento así. Tengo 26 años, evoluciono y me siento cómodo en el Orica. Así que... ¿por qué no aspirar a los títulos?

-¿Se ve capacitado?

-Noto que sí. Ojalá. Personalmente, quiero que me consideren como un candidato al presentarme a cada gran ronda.

-En 2014, en una entrevista con AS, desveló su meta: conquistar el Tour. Sin embargo, todavía no ha debutado en Francia. ¿Cuándo se producirá su estreno?

-Algún día, si Dios lo permite. Para 2017 me ilusiona la edición número 100 del Giro. Se comprobarán los trazados de Tour y Vuelta, y junto al Orica decidiremos el calendario más favorable. No hay prisa para seguir con mi crecimiento.