Caracol Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA
BogotáActualizado a

Nacional encontró un rival incómodo en Bolívar de Bolivia y apenas pudo superarlo por un gol. Su juego habitual, fluido y con presión por los costados, no se logró apreciar.

Es posible que la lamentable lesión -muy temprano- de Alejandro Bernal, probablemente isquiotibial, haya alterado el plan de trabajo y funcionamiento del Verde.

Porque el ingreso de Guerra fortificó el trabajo de Macnelly y solo Diego Arias se encargaría de responder en solitario en la primera línea de volantes. Los tres delanteros -Berrío, Borja y Jhon Mosquera- parecían suficientes para establecer superioridad sobre un equipo correlón, con aire suficiente, pues entrenan y se preparan en la altura de La Paz.

Esa fue una de las causales del emparejamiento de fuerzas, sin que el visitante llegara con peligro ante Armani. Solo por ahí en el segundo tiempo, y sobre el final, se arrimaron acariciando una esperanza de empate. Por eso en el último minuto, cuando hubo mano en el área de Bocanegra, el juez no la sancionó por considerarla involuntaria. Allí se armó furrusca, rodearon los bolivianos al juez, quien palideció, se asustó y sacó una tarjeta roja para alguno de los visitantes

Pero quedó claro que nunca merecieron el empate los del Bolívar. Es más, sus delanteros dieron pena ajena en varios movimientos. No intentaron jugar en sociedad y le pegaron al balón de forma imperdonable.

Nacional tiene a un señor goleador: Miguel Borja tuvo tres apariciones con aroma de gol. En el primer tiempo tuvo una, otra la remató a la base del poste y después en estupenda jugada colectiva con Guerra y Macnelly, definió al rincón y su equipo pasó a los octavos de final de la Copa Sudamericana. Mientras esté Borja, Nacional siempre tendrá una ventaja sobre cualquier rival..

Mosquera, el puntero por la izquierda, pinta para ser un Copete del futuro. Tiene fortaleza físicoatlética, ocupa el puesto con obediencia y en el cobro de un tiro de esquina insinuó potencia. Lo irán moldeando y puliendo. En eso Rueda y Redín son expertos, para llevarlo sin afán.

Siempre está Borja para anotar goles decisivos, como esta vez.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?