presentado por
Competición
  • Liga Colombiana II
Liga Colombiana II

INTERNACIONAL

Seis grandes selecciones han cambiado de entrenador

España, Inglaterra, Italia, Bélgica, Brasil y Argentina han cambiado recientemente de seleccionador. Así han cambiado a sus nuevos equipos.

Lopetegui, Ventura, Allardyce, Martínez, Tite y Bauza, los nuevos entrenadores de los países fuertes.
Diario AS

La mayoría de las selecciones fuertes han sufrido un cambio de entrenador este verano, bien por dimisiones, por cambios de entrenador o por cesiones. Cada seleccionador ha intentado aportar algo nuevo a los equipos para intentar cambiar el rumbo, especialmente en las convocatorias, pero también en el estilo de juego. España, Inglaterra, Italia, Bélgica, Brasil y Argentina son los países más potentes que han renovado sus banquillos.

Tras la salida de Vicente del Bosque como seleccionador español, se tomó la decisión de que Julen Lopetegui le sucediera. El nuevo entrenador ya dirigió a España en las categorías inferiores con bastante éxito y conoce muy bien a algunos de los jugadores que van llegando a la absoluta, como por ejemplo Thiago o Saúl. Ha apostado por la juventud, como es el caso de Asensio o Sergi Roberto. Ha sido criticado por no llevar a Iker Casillas, pero no deja de ser un cambio leve, ya que dejó claro que el titular sería De Gea y los guardametas suplentes no suelen tener participación en los encuentros de clasificación.

De momento, las sensaciones han sido buenas, contra una Bélgica que ocupa un puesto muy alto en el ranking FIFA pero que no fue rival para España, que ganó con dos tantos de Silva y ofreciendo un gran nivel. Ha recuperado a Diego Costa para la delantera, que ahora marca para quitarse otra preocupación. Le ha dado la oportunidad de volver a Vitolo, que se encuentra en un estado de forma increíble y ante la ausencia por lesión de Iniesta, la orquesta la ha dirigido Koke. Ante Lietchtenstein, otra exhibición (8-0). Acaba de empezar pero parece que Lopetegui está devolviendo la ilusióna la afición española.

Hodgson no ha sabido reconducir a una Inglaterra que lleva años esperando para salir a flote. Caer ante Islandia en los octavos de final de la Eurocopa fue el colmo para la afición de los tres leones. Ahora le llega el turno a Sam Allardyce, que propone cambios importantes, pero que de momento no se han manifestado en los resultados.

La primera convocatoria del técnico no deja dudas de que tiene su propio plan. Dejar fuera a algunos jugadores clave ha sido un golpe sobre la mesa para pedirle a sus jugadores que espabilen. Jagielka ha vuelto para fortalecer la defensa, que ha mostrado bastantes carencias últimamente y le han dado la oportunidad a Antonio. Pero una de las decisiones más importantes que ha tomado hasta el momento es, al igual que ha hecho Mourinho, sacar a Rooney del centro del campo y ponerle cerca del área, donde siempre ha brillado y donde se marcan los goles. Esto cambia drásticamente con la forma de jugar de Inglaterra, sobre todo si tenemos en cuenta que se ha cargado a Barkley y a Wilshere, quien, por su falta de minutos en el Arsenal, ha decidido salir cedido al Bournemouth para recuperar su sitio con los ‘gunners’ y con los ‘pross’. De momento han ganado su primer partido con gol de Lallana, pero en el tiempo de descuento y ante un oponente de bajo nivel.

Giampiero Ventura sustituye al ahora entrenador del Chelsea, Antonio Conte. Italia hizo una gran Eurocopa, con un planteamiento muy físico, siendo la selección que más kilómetros de media por partido recorría, a pesar de la falta de calidad en comparación con años anteriores.

Se esperaba que los jugadores más veteranos dieran paso a los más jóvenes, pero salvo Motta, todos continúan. Destaca la apuesta por Donnaruma, guardameta de 17 años llamado para suplir nada más y nada menos que a Buffon. Ha optado por llevar a jugadores de menor nombre, salvo los casos de Verratti y Montolivo, que los recupera tras perderse la Eurocopa por lesión. El amistoso contra Francia (1-3) se perdió más por falta de concentración que de ideas, ya que se decidió por varios errores puntuales (Chiellini, normalmente de los mejores, hizo un partido horrible) y no estratégicos. Contra Israel fue otra cosa. Otra vez 1-3, pero esta vez a favor. Sin embargo, encajar un gol de Israel teniendo como cualidad principal el bloque defensivo (Bunucci, Barzagli y Chiellini) no dice demasiado a favor de Ventura.

La selección de Wilmots no destacó por su juego en la Eurocopa, donde sólo hubo un partido en el que pasaron por encima de su rival (en cuartos de final, ante Hungría). Este año se esperaba el gran salto de un país que tiene excelentes jugadores pero que no terminan de encajar como equipo.

El español Roberto Martínez llega para terminar de consagrar a Bélgica como una de las grandes, tal y como demuestra su posición en el ranking FIFA. Lo hace con Thierry Henry como ayudante y sin un cambio llamativo en su primera convocatoria, en la que lo único llamativo es la vuelta de Kevin Mirallas. En su primera prueba, a pesar de ser un amistoso, España pasó por encima suya y Bélgica dio la imagen de un equipo muy inferior al que se esperaba. Ante Chipre fue diferente y aunque concedieron alguna que otra ocasión, Bélgica aportó velocidad en los extremos, tal y como acostumbra, pero dándole más peso a Kevin de Bruyne en el medio del campo que a su estrella, Eden Hazard. Y a juzgar por el resultado (0-3), salió bien.

La selección ha perdido esa magia que ha tenido a lo largo de toda su historia. Dio muy mala imagen en la Copa América y con Dunga fuera, recuperó algo de confianza al hacerse con la medalla de oro de los Juegos Olímpicos en su país. Tras la gesta, Tite pasó a dirigir a la plantilla, un entrenador que ha conseguido sus últimos títulos con el Corinthians.

El cambio que parece haberse producido es de mentalidad. Se esperaba que Neymar, Gabriel Jesús y ‘Gabigol’ conformasen el ataque de la ‘canarinha’ y así fue. Destaca Casemiro, que tras los últimos encuentros parece que se va a afianzar en el centro del campo. En su amistoso con Ecuador (0-3), ganaron gracias a su gran pegada, jugando una segunda mitad extraordinaria con un tanto de Neymar y dos de Gabriel Jesús. Ante Colombia, volvieron a desactivar a su rival gracias a un gol de estrategia tras un saque de esquina (mal defendido por los de Pékerman) y un tanto de Neymar desde la parte izquierda del área. Brasil parece haberle dado más velocidad al balón y ritmo a sus partidos.

La albiceleste venía de caer en la final, una vez más contra Chile en la Copa América, con Martino como seleccionador. Tras ese partido, Messi anunció que dejaría de acudir con su país debido a la frustración de no haberle dado un título a sus aficionados. Esa decisión provocó que la AFA eligiera con cuidado al sucesor, ya que la principal tarea no era cambiar el juego de Argentina, sino que Messi regresara y todo quedase en un susto.

Bauza fue el elegido y Messi ha vuelto. El astro argentino le dio a los suyos la victoria con un buen gol ante la selección de Uruguay, ganando por la mínima. Las molestias en el pubis de Messi se agravaron y tuvo que volver a Barcelona antes de tiempo. Contra Venezuela se presentó un partido totalmente diferente con una delantera inédita sin Messi, Agüero, Dybala o Higuaín. Empezaron perdiendo tras un golazo de Juanpi Añor y otro tanto de Josef Martínez. Argentina sufrió pero en la segunda mitad se recompuso y consiguió empatar a dos con goles de Pratto y Otamendi. Dos partidos extraños (uno con Messi lesionado y otro sin delanteros) de los que no se pueden sacar conclusiones precipitadas.