Selección Colombia

James pasa desapercibido y Neymar gana el pulso

La Selección Colombia no pudo en Manaos y perdió ante Brasil 2-1 con tantos brasileños de Joao Miranda y Neymar. James tuvo poco protagonismo.

0
James pasa desapercibido y Neymar gana el pulso
PAULO WHITAKER REUTERS

La Selección Colombia jugó contra Brasil en Manaos y no pudo sumar los tres puntos luego de un cotejo bastante duro. Eso sí, los brasileños impusieron su fútbol, tuvo más volumen de en el ataque y el DT Tite planificó un esquema táctico que perjudicó mucho a Colombia principalmente en el primer tiempo.

Los brasileños salieron a la cancha conociendo las debilidades de Colombia y por ahí hizo fútbol, prefirieron irse por el lado de los vulnerables y esos eran Stefan Medina y Wilmar Barrios. Ahí Neymar fue fundamental.

Apareció en el momento indicado

Un primer tiempo con dominio total de Brasil que contó con la guía suprema del volante del Barcelona, quien sin duda fue el baluarte del equipo en la ofensiva pese a que contó con pocos socios en la cancha.

Los Murillo otra vez fueron eficientes pero la mitad de cancha estaba copada por Brasil. Por la izquierda el local le causó mucho daño a Colombia ya que Stefan Medina no le dio la talla en el encare a Neymar y que además siempre estaba acompañado por Marcelo. El relevó se hacía mal y se llegaba a destiempo a la presión.

Eso pareció una orden de Tite, de atacar por la zona izquierda de Stefan Medina, y por más que Wilmer Barrios trataba de ayudar en marca no fueron capaces de frenar la velocidad de los encares y los toques de los locales. Neymar hizo la fiesta. 

El partido se emparejó cuando Luis Muriel pasó a la izquierda y retrasó la salida de Marcelo. Fue clave ese cambio en Colombia y tal vez fue el mejor momento de la 'Tricolor' en el partido.

Neymar se mostró mucho y es más, tuvo para hacer el segundo tanto de Brasil en un potente remate que fue bien controlado por David Ospina.

El jugador del Barcelona se echó al equipo al hombro, y con toques filtrados con velocidad y encare, trataba de eludir a la defensa colombiana que no le daba espacios. Abría la cancha muy bien y el juego se clarificaba cuando él la tocaba.

Después de tanto intento y lucha con la marca colombiana, Neymar concretó una. Jugada previa de Coutinho y Giuliano y en el espacio totalmente solo recibió el astro del Barcelona, quien con zurda venció a David Ospina y así puso el segundo tanto de su equipo en el minuto 74.

Antes, Joao Miranda apenas empezó el partido, puso el primer gol luego de un tiro de esquina cobrado por Neymar, y así fue el 1-0.

James, discreto

Nada parecido con el partido en Barranquilla contra Venezuela cuando James Rodríguez sí estuvo claro y mostró su magia para guiar el triunfo. En Manaos faltó su talento, poco se vio armando el juego en los 90 minutos.

También cabe destacar que Paulinho siempre lo tuvo de referencia, no le daba espacios y los brasileños hacían más volumen en la mitad de cancha.

A eso se le suma que Wilmar Barrios y Carlos Sánchez estaban a muchos metros detrás de James, lo que generaba un anticipo de los volantes brasileños y un desgaste terrible para el cucuteño quien bajaba casi a la línea defensiva.

La transición en el equipo de José Pékerman era lenta, pero cuando pasaba el balón la velocidad de Muriel y la de Cuadrado en el segundo tiempo, se generó peligro. El juego colectivo de James no activó a sus compañeros y mucho menos a Carlos Bacca. 

James Rodríguez solo se mostró cuando cobró el tiro libre al corazón del área al minuto 35 que sirvió para que Marquinhos pusiera el empate con un autogol. Durante el partido no la vio más.

Ahora James se irá al Real Madrid y volverá en la próxima fecha cuando se enfrente a Paraguay en Asunción, y en Barranquilla contra Uruguay en Octubre.