VUELTA A ESPAÑA

Las etapas clave de Vuelta a España: Mas de la Costa, Calpe y Aitana

Los dos finales en alto en Mas de la Costa y Aitana y la contrarreloj del sábado con final en Calpe decidirán al ganador de la Vuelta a España.

Las etapas clave de Vuelta a España: Mas de la Costa, Calpe y Aitana
JESUS RUBIO DIARIO AS

Las etapas de la última semana decidirán quien es el ganador de la Vuelta a España 2016. El jersey rojo de líder se decidirá en tres decisivas etapas por suelo valenciano pese a la diferencia de Nairo Quintana con Chris Froome tras la etapa de Formigal. Los corredores deberán afrontar tres recorridos bastante diferentes en los que los corredores pueden destacar un día y al siguiente pagar el esfuerzo. En estas tres etapas el pelotón afrontará la subida explosiva a Mas de la Costa, un puerto castellonense que es uno de los tres finales en alto inéditos en la Vuelta, la crono llana de 37 kilómetros entre Xábia y Calp y la durísima etapa rompepiernas en Alicante con la larga y tendida subida al Alto de Aitana, que será juez de la carrera. A continuación analizamos las tres etapas que pueden decidir la Vuelta.

Miércoles 7: Castellón - Llucena/Camins del Penyagolosa (177,5 km)

La primera de las tres etapas valencianas tendrá un recorrido rompepiernas por suelo castellonense. Presenta un recorrido ideal para las fugas ya que, poco después de Castellón, se inicia la subida al primer puerto del día, el Alto del Desierto de Las Palmas (2ª categoría, 7,3 km. al 5,1%). Después de la bajada, los ciclistas se enfrentarán a un terreno pestoso antes de llegar a Torre Endoménech, donde iniciarán la subida al Alto de la Serratella (2ª categoría, 14,5 km. al 3,6%). Tras un rápido descenso, los corredores afrontarán un recorrido que pica para arriba antes de iniciar la subida al Alto de Benasal (3ª categoría, 11,2 km al 3%). Tras subir un repecho, el pelotón realizará un largo descenso y rodará 30 kilómetros llanos antes de que el terreno empiece a picar para arriba camino de Llucena. Aquí, los corredores tendrán una ligera bajada antes de afrontar la subida final al Alto de Mas de la Costa, una subida explosiva de 1ª categoría de 3,8 kilómetros al 12,5%, con un primer kilómetro con tramos de 12,5 y 15%, un segundo kilómetro con pendientes de hasta el 20%, un tercer kilómetro con rampas del 13 y del 19%, y un kilómetro final con tramos del 15, 16 y 21%, el máximo porcentaje de pendiente del puerto.

Viernes 9: Xabia - Calp (37 km. C.R.I.)

La contrarreloj entre Xábia y Calp reúne las características propias de una crono llana. Salvo un tramo de subida camino de Benitatxell y una ligera bajada pasado Teulada, el resto del terreno no tiene grandes dificultades montañosas. Un terreno ideal para los rodadores que destacan ante el crono como Chris Froome o Alberto Contador, que podrían recortar diferencias con Nairo Quintana.

Sábado 10: Benidorm - Alto de Aitana, Escuadrón del Ejército del Aire (193,2 km.)

La última gran etapa de la Vuelta no dará respiro a los corredores en los 190 kilómetros de recorrido, en los que muchos intentarán una fuga y otros podrían reventar la carrera desde el inicio o bien en la ascención final a Aitana. Casi de salida, los corredores subirán el Coll de Rates, (2ª categoría, 13 km. al 3%). Tras el descenso y casi 10 kilómetros llanos, los ciclistas ascenderán el Alto de Vall de Ebo, (2ª categoría, 8 km. al 5,4%). Sin apenas descenso, recorrerán un terreno pestoso antes de subir el corto pero intenso Alto de Tollons (2ª categoría, 4,1 km. al 5,9%). Tras un descenso con varios repechos, la carretera volverá a picar hacia arriba camino de Alcoi y, después de un ligero descenso hacia Benilloba, los ciclistas ascenderán el Puerto de Tudons (2ª categoría, 7,1 km. al 5,3%). Desde aquí tendrán una larga bajada y, después de pasar Relleu, comenzarán la subida final al Alto de Aitana, que se subirá en la Vuelta por cuarta vez tras las ediciones de 2001, 2004 y 2009. Será la tercera subida de categoría especial después de Lagos de Covadonga y Aubisque, con 21 kilómetros de subida al 5,9% de pendiente media. Los dos primeros kilómetros son suaves hasta que asoman unas rampas del 13%. Tras unos kilómetros al 4,5%, los corredores deberán afrontra 7 kilómetros en los que la pendiente no baja del 6%. Por si esto fuera poco, los últimos 6 kilómetros serán una tortura para los ciclistas ya que no bajan del 7% incluso hay tramos al 8-9% y una rampa final al 10% antes de la línea de meta.