FÓRMULA 1

Uno por uno del GP de Italia

La salida decidió la victoria y apenas se vieron duelos en una carrera sin misterio en Monza en la que no falló la afición. El Mundial se aprieta.

Uno por uno del GP de Italia.
GABRIEL BOUYS AFP

Fue una carrera más bien del montón. La lucha por la victoria se decidió en los primeros metros, la del podio fue casi inexistente y sólo hubo unos pocos adelantamientos de relumbrón, pero visitar Monza cada año merece la pena por dos cosas principalmente: su velocidad y su afición. La celebración del podio dejó una estampa espectacular al calor de los tifosi. Una afición ardiente… y un Mundial que arde con los dos Mercedes separados por dos puntos.

1. Rosberg. Se vio primero en la salida y ya no hubo nadie que le parara. Le dieron un regalo y lo transformó en su séptima victoria con una gestión perfecta de la carrera.

2. Hamilton. Falló en los primeros metros y salió de la primera chicane sexto. Cuando pasó a Ricciardo y Bottas ya tenía a Rosberg muy lejos. Sin problemas con los Ferrari.

3. Vettel. Acabó donde empezó. Tuvo la segunda plaza hasta que paró una segunda vez y Hamilton se la quitó con su estrategia de una parada. Podio para contentar a los tifosi.

4. Raikkonen. La sombra de Sebastian durante toda la carrera. Clavaron la estrategia y la única vez que pudo incordiarle no quiso meterle el coche en la primera chicane.

5. Ricciardo. Tenía un objetivo claro: pasar a Bottas. Y lo consiguió. Lo hizo a 10 vueltas para el final acabando una larga persecución con la mejor pasada del domingo.

6. Bottas. Su estrategia fue clave para perder la posición con Ricciardo. Hizo pronto las dos primeras paradas, acabó con blandos y no pudo frenar a Daniel y sus superblandos.

7. Verstappen. Ganó la séptima plaza a Pérez cuando quedaban cinco vueltas con una pasada agresiva, pero limpia. Hizo una mala salida perdiendo cuatro posiciones.

8. Pérez. Le penalizaron las 25 vueltas que dio en su último stint con blandos. Así, le fue imposible aguantar a Verstappen y a un Red Bull más rápido que su Force India.

9. Massa. A punto estuvo de mandar a Alonso contra el muro en la salida al esquivar a Hulkenberg. Al final casi adelanta al otro Force India: finalizó a un segundo de Pérez.

10. Hulkenberg. La primera vuelta se le complicó, con un toque con Massa incluido, y eso le hizo tener que hacer su primer stint detrás de Alonso. Luego no pudo recuperarse.

11. Grosjean. Llegó a rodar quinto tras ser el último en parar por primera vez. Después aguantó el empuje final de Button para acabar ganando seis plazas tras su sanción.

12. Button. Un largo stint intermedio con blandos le permitió acabar con superblandos y pasar a Alonso y casi a Grosjean. Todo, tras una mala salida en la que se quedó último.

13. Gutiérrez. Tiró por tierra su primera Q3 con Haas en un primer giro en el que perdió 10 posiciones. Al menos, luego no se recuperó mal y acabó no muy lejos de Grosjean.

14. Alonso. McLaren arruinó su salvada en la salida con un lento pit stop. Se rió cuando le dijeron que podía pillar a Grosjean e hizo una tercera parada que le dio la vuelta rápida.

15. Sainz. Paró en la vuelta 23 para no hacerlo más, pero le pusieron superblandos y con ello le cambiaron la estrategia. Con una u otra, su coche no daba para más en Monza.

16. Ericsson. Fue el mejor de los peores coches gracias a su estrategia, clavada a la de los Mercedes: paró a mitad de carrera y puso el neumático medio hasta llegar al final.

17. Magnussen. Empezó bien ganando cinco posiciones en la salida, pero luego tuvo que esquivar a un rival yéndose a la hierba. Eso le retrasó y le metió en problemas.

18. Ocon. Tras salir último y con una nueva caja de cambios por el fallo de su Manor en calificación, también fue el último en cruzar la meta. Al menos pudo hacerlo.

19. Kvyat. Le dañaron el fondo plano en la salida y unos problemas con las baterías de su Toro Rosso le hicieron abandonar. Sancionado por exceder la velocidad en el pit lane.

20. Wehrlein. Estaba haciendo una carrera muy decente, pero el Manor volvió a sufrir con la fiabilidad. Cuando iba 14º le dijeron que tenía que parar por un problema.

21. Palmer. Su buena progresión en la salida, en la que ganó tres puestos, se cortó de golpe con un accidente con Nasr en el que se quedó sin alerón delantero. Abandonó.

22. Nasr. Claro culpable de su toque con el Renault. No le dejó espacio en la salida de la primera chicane y acabó trompeado. Recibió una sanción sin efecto porque se retiró.