presentado por
Competición
  • LaLiga Santander
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Serie A
LaLiga Santander
Liga Portuguesa
Serie A

EUROCOPA

Las revelaciones de la Eurocopa: fichajes y sueldos millonarios

Varios jugadores que destacaron durante el torneo han cambiado de equipo, algunos en beneficio deportivo y otros en el ámbito económico.

Las revelaciones de la Eurocopa: fichajes y sueldos millonarios
AS

La Eurocopa sirve para finalizar una temporada por todo lo alto y para dar a conocer en el fútbol mundial a jugadores de nacionalidades muy diversas, donde realizar un gran torneo abre muchas puertas. Pese a que se trata de una competición breve, destacar en partidos donde cada resultado es vital sirve a muchos jugadores para revalorizarse. En la edición llevada a cabo en Francia, muchos de los jugadores sorpresa han cambiado su equipo, algunos centrados en el campo deportivo y otros como Pellè y Balázs Dzsudzsák en el ámbito económico

En la selección española no es tan habitual ver esta circunstancia, ya que los jugadores de La Roja son mundialmente conocidos y suelen copar los equipos europeos, aunque en esta ocasión ayudó a Nolito a acelerar las negociaciones con el Manchester City, con quien ya mantenía contactos desde antes de iniciar el torneo a la par del Barcelona, además de ser reconocido por sus aficionados y sirvió a Morata para quedarse en el Real Madrid, donde su regreso se entendía como una operación económica a la hora de una reventa a otro equipo. El delantero fue protagonista con la Selección marcando tres goles y siendo titular indiscutible y en el club blanco decidieron que lo mejor era que jugase esta temporada en el Real Madrid. 

Morata y Nolito celebran un gol contra Turquía.

Portugal se hizo con el título de forma sorprendente y el Bayern y el Borussia Dortmund agradecieron haber firmado a Renato Sanches y a Raphael Guerreiro antes del torneo. João Mário fue una de las piezas básicas en el título, formando como titular indiscutible y participando en siete partidos, seis desde el inicio. El centrocampista salió del Sporting de Portugal con destino al Inter a cambio de 40 millones durante los últimos días del mercado. El Valencia anunció el fichaje de Nani el día antes de que los lusos disputasen las semifinales de la Eurocopa. El conjunto español pagó 8,5 millones al Fenerbahce y se hizo con una pieza clave para el título donde anotó tres goles y dio una asistencia. Bruno Alves también cambió de equipo, firmando por el Caglari, aunque perdió la titularidad en la Eurocopa con Fonte.

Nani celebra un gol con Portugal.

En Francia, organizadores de la competición, Moussa Sissoko fue una de las grandes revelaciones del campeonato. El centrocampista, que había descendido con el Newcastle, se hizo con el puesto de titular en el torneo y fue el más destacado de la final. Fue uno de los jugadores más importantes de Francia desde los cuartos tras la figura de Griezmann. Grandes clubes se interesaron por él, entre ellos el Real Madrid y finalmente fue el Tottenham el que se hizo con sus servicios a última hora a cambio de 35 millones de euros. Le arrebató el sitio a Kanté, que había brillado en el Leicester. El pivote francés firmó por el Chelsea tras el torneo a cambio de otros 35 millones. Umtiti también se hizo con el puesto de titular con el paso de los partidos, mientras el Barcelona negociaba con el Olympique de Lyon su fichaje. Por suerte para los blaugranas consiguieron firmarle antes de que disputase unas grandes semifinales contra Alemania. Llega a la Liga por 25 millones. 

Sissoko con la selección francesa ante Islandia.

Gales sorprendió al mundo del fútbol llegando hasta las semifinales de la Eurocopa pese a que las apuestas vaticinaban que no pasase ni siquiera la fase de grupos en su primera participación el el torneo. Robson-Kanu fue el punta de los galeses y marcó dos goles en el torneo que le sirvieron para llamar la atención de equipos poderosos. Finalmente, abandonó la segunda división inglesa donde jugaba con el Reading para firmar por el West Brom de la Premier League. Ashley Williams ha cambiado el Swansea por el Everton a cambio de 14 millones después de haber dirigido a la defensa galesa. Joe Allen ha cambiado de equipo tras llevar a cabo su mejor fútbol en la Eurocopa. Lo ha hecho pasando del Liverpool al Stoke, lo que podría parecer un paso atrás, pero con el objetivo de ser protagonista a cambio de 15,5 millones ya que no contaba para Klopp. 

Robson-Kanu con Gales.

En Polonia destacó Milik, acompañando a Lewandowski en la punta de ataque y marcando un tanto en fase de grupos donde estuvieron cerca de arrebatar el primer puesto del grupo a Alemania. El delantero ha llegado al Nápoles procedente del Ajax con la difícil misión de cubrir el hueco dejado por Higuaín. El conjunto italiano ha pagado 32 millonesBlaszczykowski fue clave para que la selección polaca llegase a cuartos, aunque falló un penalti en la tanda contra Portugal. Marcó dos goles y dio una asistencia que sirvieron para revitalizar a un jugador que parecía venido a menos. Ahora, ha firmado por el Wolfsburgo procedente del Borussia Dortmund para volver a ser importante. Glik destacó en una defensa muy contundente, con escasos goles en contra y el Mónaco pagó 11 millones al Torino para hacerse con sus servicios. Krichowiak firmó por el PSG por 33,5 millones, aunque con Unai Emery en el banquillo ya era un jugador muy conocido para el técnico.  

El PSG también incorporó a Meunier, que se ganó el puesto de titular en el lateral derecho de Bélgica. Los franceses pagaron 7 millones al Brujas para mejorar su defensa. También Batshuayi ha cambiado de equipo después de jugar la Eurocopa con Bélgica, aunque no fue titular. Marcó un gol y ha firmado por el Chelsea a cambio de 39 millones para el Olympique de Marsella. 

En Italia sorprendió el gran torneo de Graziano Pellè. El punta marcó dos goles, uno de ellos a España y rindió a gran nivel en ataque junto a Èder, aunque falló un penalti contra Alemania. Ha fichado por el Shandong Luneng chino, que le pagará 17,5 millones de euros por cada temporada. El club chino pagó 15,2 millones al Southampton. Candreva también varió de equipo finalizando su amplia trayectoria en el Lazio y poniendo rumbo al Inter a cambio de 22 millones. En Hungría fue Dzsudzsak el que se marcha a Asia donde los contratos son muy altos. Firmó por el Al-Wahda después de marcarle dos goles a Portugal. 

Graziano Pellè marcó contra España.

En Croacia fue la Juventus quien se adelantó para hacerse con Pjaca, que con 21 años es una gran promesa. Participó en tres partidos de la Eurocopa, el primero de forma testimonial y el club italiano ha pagado 23 millones al Dinamo de Zagreb. Durante el torneo el Atlético cerró el fichaje de Vrsaljko, que fue titular contra España en el lateral izquierdo. 

Islandia dejó boquiabierto al fútbol avanzando hasta los cuartos de final. Gudmundsson firmó por el Burnley de Premier League en lugar del Charlton, en tercera categoría y Ragnar Sigurdsson por el Fulham procedente del Krasnodar. Will Grigg, de Irlanda del Norte, fue el protagonista musical de la Eurocopa, pese a que no tuvo minutos. Contó con el cariño de aficionados de todas las nacionalidades y ahora ha firmado con el Wigan a cambio de 1,5 millones. 

Casos diferentes son los de Sané o Stones, que viajaron a la Eurocopa como grandes promesas de Alemania e Inglaterra y firmaron por el Manchester City sin haber tenido protagonismo en la Eurocopa. Mismo caso que Digne con el Barcelona. Otros, perdieron la oportunidad de realizar un gran torneo y ahora han fichado por equipos de menor categoría, como Hart con el Torino, Wilshere con el Bournemouth, Konoplyanka en el Schalke 04 o Skrtel con el Fenerbahce