FÓRMULA 1 | GP DE ITALIA | LIBRES 1

Mercedes está en otro mundo y Alonso es 13º y con problemas

Rosberg delante de Hamilton y los Ferrari a un segundo. A Fernando le falló el DRS y la caja de cambios. Sainz sólo pudo ser 16º.

Mercedes está en otro mundo y Alonso es 13º y con problemas.
Mark Thompson Getty Images

Calor, atascos, mucha afición en las gradas y el parque de Monza protagonista con el ruido de los motores esperando tiempos mejores. Ya no retumba kilómetros antes de llegar como antes. Pero los coches siguen ahí y el público italiano fiel a la Fórmula 1 a pesar de todo. Por algo será, algo tendrá este deporte de locos. Comienza este GP de Italia y lo ha hecho como se esperaba, con los Mercedes delante, Ferrari intentando acercarse y los españoles sufriendo en una pista de alta velocidad.

Mandó Nico Rosberg, ganador en Bélgica, que se impuso por apenas dos décimas a su compañero Lewis Hamilton y ya por detrás un mundo, con los Ferrari mandando en el otro universo.

Kimi Raikkonen fue mejor que Sebastian Vettel, que no pudo mejorar su tiempo con blandos, ambos a más de un segundo de los coches alemanes y los Red Bull, de momento, escondidos o sin recursos en este trazado de rectas eternas con Verstappen octavo y Ricciardo décimo. Si fueran bien en Monza los coches energéticos volverán a ser una amenaza, como en los viejos tiempos.

Y otro que añora otras épocas y sabía que este antaño adorado Monza no iba a ser bueno para su McLaren Honda es Fernando Alonso. El asturiano terminó decimotercero, con problemas iniciales en el DRS y finales con la caja de cambios, por el undécimo de Jenson Button, que probó el Halo, y a ambos les va a resultar una utopía poder meterse en la Q3 aquí.

Imposible será también para Carlos Sainz, decimosexto al primer intento, con el motor Ferrari del año pasado. Mejorarán uno y otro… en las próximas carreras.