Recopa Sudamericana

Costas desmitifica hinchada rival y anticipa un partido intenso

El técnico de Santa Fe recibió a la prensa en la previa del partido de la Recopa Sudamericana contra River Plate en Argentina.

Gustavo Costas, técnico de Independiente Santa Fe
GUILLERMO MUNOZ AFP

Gustavo Costas habla tranquilo, declara fuego sin esforzarse. En Buenos Aires está en casa y ni la prensa, ni la hinchada rival lo intimidan. Su confesión de principios antes de la final de la Recopa Sudamericana incluye la autocrítica por un partido de ida “aburrido” en el que el equipo de Marcelo Gallardo dominó por momentos el juego, la desmitificación del poder de más de 50.000 hinchas de River Plate cantando y la ilusión de seguir haciendo historia con Santa Fe.

Costas habló de sus expectativas para el partido de este jueves en el Monumental y afirmó que concentrar y entrenar rodeado del azul y oro de Boca es cábala y no inspiración.

¿Cómo recibió el empate en Bogotá? ¿Qué espera del partido de vuelta?

Todos esperábamos sumar allá en Colombia, pero igual estamos muy bien anímicamente, ya sacándonos lo del viaje a Japón que nos pasó una factura muy grande. Pienso que este va a ser un partido totalmente distinto. Ellos salieron a tener el balón, capaz que no nos crearon situaciones de gol, sacando los dos tiros de afuera, no pisaron mucho el área, pero los primeros 25 minutos nos tuvieron el balón. Nosotros después lo emparejamos, pero fue un partido muy lento, muy aburrido. Acá va a ser diferente la propuesta de los dos… Un partido más intenso.

Un partido intenso para llevarse la copa…

Sí. Aparte sabemos que River es un equipo que de local siempre intenta una presión alta, de jugar intensamente, así que seguro va a ser un partido de esos. Nosotros tenemos que tratar de controlarlo, de sacarle el balón. Que no nos pase lo que nos pasó en esos 25 minutos.

¿La gente ejerce presión en estos casos?

No, eso era antes. La gente ya no juega… Quedó demostrado. River quedó afuera de la Libertadores en cancha de River, Boca quedó afuera de la Libertadores con equipos que no son grandes, entonces me parece que no juegan o le juega más a favor al visitante. Es relativo. Nosotros no tenemos que pensar en si la gente juega o no juega, tenemos que pensar en qué vamos a hacer nosotros.

Y Santa Fe no descansa…

Tenemos muchísimos partidos. Estamos jugando casi cinco campeonatos a la vez y te lleva… Te matan los viajes, pero tratamos de salir adelante y pienso que el grupo está muy bien anímicamente.

¿Cambia la idea al jugar en el Monumental?

El esquema no va a cambiar en lo absoluto. Vamos a tratar de salir a atacar y salir a ganar tomando las precauciones de ese cuadrado que arman ellos, para que no nos tengan el balón, pero Santa Fe siempre intenta ir por el resultado.

¿Cómo se siente de haber regresado a Santa Fe?

Estoy contento de haber vuelto, contento de haber logrado en Japón la Copa Suruga y bueno ya vamos por la Recopa que es el sueño de todo Santa Fe, ser el primer equipo colombiano en ganarla.

¿Esta es la final que no fue en la Sudamericana?

Capaz, pero bueno acá tenés la revancha. Hoy tenemos 90 minutos para poder demostrar y para poder lograrla como logró la Suruga.

¿Es especial entrenar en Boca antes de jugar contra River?

No, todo estaba programado con antelación. Cuando jugaron contra Independiente en la Sudamericana se concentró en el hotel de Boca y se entrenó acá. No es porque es River que vinimos a Boca. Nada que ver. Se hizo un poco más por cábala que por lo otro, esa es la verdad.

¿Siguió alguna otra cábala?

No, por ahora no (Sonríe).