presentado por
Competición
  • LaLiga Santander
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Serie A
Brasil
1 5
FIN
1 4
Alemania
  • 1ª Parte
  • 15'
  • 30'
  • 2ª Parte
  • 60'
  • 75'
  • 90'
Brasil

26' Neymar

29' Zeca

43' Gabriel Almeida

69' Sale Gabriel Almeida entra Felipe Anderson

94' Sale Gabriel Jesus entra Rafinha

Alemania

48' Selke

58' Maximilian Meyer

66' Sale Bender entra Prömel

79' Prömel

75' Sale Selke entra Petersen

80' Bender

88' Niklas Süle

BRASIL-ALEMANIA

Brasil es el campeón olímpico, vence en penales a Alemania

Neymar le dio a Brasil el primer oro olímpico de su historia en los penales. Tras el fallo de Peterson, transformó el decisivo de la tanda. Antes hizo el 1-0 con un lanzamiento de falta magistral que neutralizó Meyer en el 59'.
Las Palmas - Real Madrid en directo: LaLiga en vivo

Nadie quería recordar la palabra Maracanazo, aunque cuando se juega una final en este estadio impresionante es imposible no remontarse al triste pasado que lo hizo célebre. Tampoco era difícil recordar aquel 8 de julio del 2014 cuando el mismo rival lo venció 7 a 1. Aunque no fue en este mismo escenario, el resultado que hizo llorar a todo Brasil en el Mundial del que fue sede, fue tema en los principales medios. A pesar de eso también era latente la confianza de que esta vez tenía que ser diferente para celebrar, por fin, el título que le hacía falta en su enorme historia futbolística. El Olímpico.

El Maracaná no decepcionó, aunque en la fase de grupos hubo reproches para Neymar, a quien compararon con la estrella de la selección femenina Marta y el juego del equipo liderado por el astro del Barcelona no gustó, Río de Janeiro no dejó de apoyar y el estadio, hermoso como muy pocos en el mundo, presenció el juego final de su escuadra a todo corazón, sin callarse un solo momento, cantando y gritando.

El tiempo pasaba rápido y Alemania, que sin jugadores experimentados llegó a la final de los Juegos Olímpicos, nunca será un rival fácil. Se paró bien en la cancha, controló el balón en su propia área y al límite prefirió hacer más faltas que salir jugando. Sin embargo, tuvo una opción clara cuando Brandt quiso sorprender al arquero Weverton y su remate pegó en el palo en los primeros minutos del partido.

Brasil no podía ser menor al reto que tenía al frente y por eso salió a atacar pero el sistema defensivo alemán era bueno, por eso le costó adaptarse y comenzar a llegar con riesgo al arco del portero Horn, además Neymar estaba rodeado por Meyer y Bender que no lo dejaban pensar. Pero Brasil no se resignó a buscar opciones mediante pases cortos y pudo llegar, y cuando no lo hizo generó faltas muy cerca al área chica de Horn. Una de esas terminó en el primer gol del partido. Un golazo de Neymar.

El brasileño se paró al frente del balón, le pegó, lo puso en el ángulo izquierdo y venció al portero alemán. El Maracaná es bonito, pero es más bonito cuando en sus gradas se celebra un gol. Brasil ganaba uno a cero y el público seguía alentando. La selección local no podía desconcentrarse después del gol, pues Alemania se fue contra el arco de Weberton que salvó en dos ocasiones y después volvió a ver como el palo horizontal de su valla lo protegió de un cabezazo de S. Bender que pudo ser el empate para los alemanes.

Además de Neymar, Brasil encontró en los dos Gabriel a sus principales figuras en el ataque, Gabriel Jesús, pretendido por muchos equipos europeos y Gabriel Almeida fueron quienes le pusieron ese ingrediente que la ‘torcida’ siempre reclama, el juego bonito, la picardía y el talento. Con eso, el equipo de Rogerio Micale buscaba el segundo gol pero Alemania con orden y táctica no lo permitía y comenzando el segundo tiempo consiguió el empate. En un desborde por derecha, Toljan encontró un espacio para darle el balón a Meyer y este remató de forma contudente para vencer a Weverton. El Maracaná seguía alentando.

Brasil despertó después del gol y con Gabriel Jesus tuvo la más clara, solo frente al portero luego de un pase de Almeida, pero definió mal. Desde ese momento, todo el partido fue para Brasil, incluidas genailidades de Neymar. Los locales lo intentaron de todas las formas, media distancia, jugadas colectivas, individuales, pero el gol no llegó, los 90 minutos reglamentarios terminaron en empate y se tuvieron que jugar tiempos extra.

Los primeros quince minutos de alargue fueron parejos, con dos claras llegadas de ambos equipos. El segundo comenzó con una llegada de gol de Felipe Anderson y luego con otra de Neymar, en los últimos minutos, antes de los penaltis, Alemania fue superior pero le faltó anotar.

El Maracaná, que nunca paró de apoyar, tuvo que resistir la tanda de los penales y la vivió con la misma pasión con la que comenzó el partido, la afición quería el título olímpico y no reprochó nada a su selección, y se le dio, la vio campeona olímpica por primera vez en la historia. Atrás quedó la final de hace cuatro años cuando no pudo vencer a México, la esperaba Río de Janeiro, sus juegos, para verla campeona.

Queda el triunfo, el verla de nuevo campeona en el estadio en el que jugaron hombres como Pelé, Ronaldo, Rivelino y Garrincha, la consagración de su ídolo Neymar que festejó con lágrimas y la nueva sangre del fútbol brasileño como Gabriel Jesus, Felipe Anderson, Luan Vieira, Gabriel Almeida y el defensor Rodrigo. Brasil es campeona olímpica y cierra con celebración unos maravillosos Juegos Olímpicos.