Millonarios

El estilo de Diego Cocca: qué le puede aportar a Millonarios

El técnico argentino llega este miércoles a la capital de la república y estará en el partido en El Campín frente al Cali. Estos son sus antecedentes y su filosofía de juego.

El estilo de Diego Cocca: qué le puede aportar a Millonarios

En épocas en las que salir primero de cualquier forma es la regla, Diego Martín Cocca parece ser la excepción. Si se lo quiere ubicar en una de las dos orillas en las que se encasilla el fútbol actual, podría decirse que es alumno aplicado del Menottismo.

El nuevo director técnico de Millonarios se ha caracterizado por tener como premisa fundamental el buen juego, el avance organizado, la elaboración desde la primera línea, el buen trato a la pelota. Características poco comunes en el fútbol actual, en el que el apuro por los resultados inmediatos apremia y condiciona.

Y aunque suena idealista, el entrenador gaucho ha podido implementarlo de manera real en el campo de juego. El Defensa y Justicia de 2014 es la prueba de ello: un equipo elogiado por la vistosidad de su juego que a la vez ganaba y sumaba. El resultado: el ascenso a la Primera División del fútbol argentino por primera vez en la historia del humilde cuadro de la localidad bonaerense de Florencio Varela.

“Nosotros le damos la prioridad a jugar bien al fútbol. Estar primero es secundario. La idea principal es primero jugar bien, después el resultado. El resultado va a ser una consecuencia de lo anterior, pero es lo único que no podemos manejar”, describía el estratega su propuesta de trabajo dos meses antes de salir campeón de la B Nacional en Argentina.

Si se lo quiere definir a partir de un sistema de juego, el 4-4-2 es el que mejor lo representa; aunque, esto también es negociable. Lo demostró durante su paso por Racing Club, equipo al que sacó campeón después de 13 años de sequía. Pero para lograrlo, tuvo que salir de su planteamiento insignia y acomodarse a las circunstancias del plantel que estaba conduciendo.

En principio intentó aplicar su idea, pero los resultados no llegaban y la Academia ya estaba complicándose en el campeonato, además de quedar afuera de la disputa de la Copa Argentina. El control de la pelota se cambió por una reorganización en el campo y se vio un modelo que no concordaba mucho con lo que distinguía a Cocca: un Racing que se plantó en defensa como una muralla y se mandaba en contraataque de manera rápida.

Se instaló el 4-4-1-1, con enganche (no habitual en su esquema) y un solo punta. La fórmula funcionó, el club de Avellaneda empezó a ganar, sumar y finalmente se quedó con el título de Primera División.

La transformación en el estilo de juego de los equipos que ha dirigido Diego Cocca, especialmente los dos últimos, en los que salió campeón, muestran un entrenador que más allá de tener un modelo característico como bandera, puede adaptarse a los requerimientos del conjunto a cargo y el medio en el que dirige.

Sin dudas, este Millonarios será un nuevo gran reto para el argentino, que ya sabe lo que es asumir como timonel en un equipo grande, tradicional, mediático y en problemas.