presentado por
Competición
  • LaLiga Santander
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Serie A
LaLiga Santander
Liga Portuguesa
Serie A

JJ OO | GIMNASIA

Simone Biles es humana, falla y termina con el bronce en barra

La estadounidense se desequilibró y no podrá convertirse en la primera gimnasta en colgarse cinco oros. Lleva tres y le queda suelo. Ganó la holandesa Sanne Wevers.

Simone Biles es humana, falla y termina con el bronce en barra
Alex Livesey Getty Images

Simone Biles falló y el corazón de Río se encogió porque es humana. La pequeña bomba estadounidense realizaba un mortal adelante sobre los diez centimetros de ancho de la barra cuando una mala recepción la hizo desequilibrarse, su pequeño cuerpo de 1,45 metros se balanceó hacia delante, puso las manos sobre la barra y, toc, cayó la falta. Y con ello la posibilidad de irse de los Juegos con cinco medallas de oro, lo nunca visto en la gimnasia. En el Río Arena restalló el “¡uhhhhh!”, un silencio roto que anunciaba la posibilidad de que la niña prodigio se quedara, incluso, fuera del podio porque faltaban todavía cinco gimnastas por competir. Al final fue bronce (14.733). Le superaron la elegante holandesa Sanne Wevers (15.466) y su compatriota Laurie Hernández (15.333). Biles había ganado ya en Río el concurso individual, por equipos y el salto.

La sorpresa fue mayúscula, pues Biles partía con la mejor nota en la calificación (15.633) con un ejercicio pleno de dificultad. También porque desde 2013 había encadenado tres títulos mundiales en concurso completo, y diez oros (para un total de 14 metales). Los dos únicos bronces que tenía hasta ahora en su palmarés eran los del Mundial 2013 también en barra y el del año pasado en salto.

Biles, de sólo 19 años, salió sonriente, como siempre, plena de potencia en sus musculadas piernas que le permiten volar. Diferente a gimnastas más gráciles como la campeona Wevers, de 24 años y que como mayor logro tenía el subcampeonato mundial del año pasado en el mismo aparato, o Hernández, de solo 16 años. Las dos la superaron y se mantuvo la incógnita hasta la última gimnasta, la brasileña Flavia Saravia.

Larisa Latynina, que ganó en blanco y negro (Melbourne 1956) cuatro oros, una plata y un bronce podrá, a sus 81 años años, respirar tranquila. Biles la podrá igualar en número de oros hoy (19:47) en la final de suelo, pero no superar. Ella también es de este mundo.