NBA

Estos son los 9 juegos imperdibles de la NBA 2016-17

A la cabeza, claro, la vuelta de Kevin Durant a Oklahoma City. Rivalidades, regresos, duelos de hermanos... lo mejor de la Regular Season.

0
Estos son los 9 juegos imperdibles de la NBA 2016-17

1. Oklahoma City Thunder-Golden State Warriors: 11 de marzo

Desde luego, este es el partido de los partidos, a priori, de la Regular Season. El primero que jugará Kevin Durant en OKC con la camiseta de Golden State Warriors. El primero en el que Russell Westbrook le recibirá en la casa que compartieron durante ocho años. La madre de todos los regresos desde la primera visita de LeBron James a Cleveland con la camiseta de los Heat. Habrá ruido, una locura de ruido en el Chesapeake Energy Arena. El primer duelo entre Durant y Westbrook no tendrá que esperar tanto... pero será en Oakland: el 3 de noviembre, en pleno arranque la temporada, los Thunder visitarán a los Warriors en el Oracle Arena.

2. Cleveland Cavaliers-Golden State Warriors: 25 de diciembre

La joya de la corona de la jornada de Navidad vuelve a ser la reedición de las pasadas Finales. Esta vez son los Warriors los que buscan venganza y los Cavs los que parten con ventaja emocional… y con el anillo de campeones. Justo después, el 16 de enero, se jugará su segundo y último duelo hasta una hipotética (y ahora mismo ciertamente probable) tercera Final seguida entre ambos: Warriors-Cavaliers en el Oracle. El regreso al ecosistema del séptimo partido que cerró una serie de leyenda con el tapón de LeBron, el triple de Kyrie y la remontada más increíble de la historia.

3. Golden State Warriors-San Antonio Spurs: 25 de octubre

Otra vez los Warriors pero… ¿qué esperabais? El primer partido de los de Oakland con Kevin Durant a bordo iba a ser un must en cualquier caso pero la NBA ha dado en el clavo al poner en su camino a los Spurs, en el año I sin Tim Duncan y, además, en el primer partido oficial de Pau Gasol con la franquicia texana. Un duelo excepcional que el año pasado se retrasó demasiado y que esta vez llegará en el primer día del campeonato. Es difícil pedir más para empezar…

4. Cleveland Cavaliers-New York Knicks: 25 de octubre

… pero por si acaso la NBA se asegura otro punto de máximo interés para ese primer día de competición con el estreno del campeón, unos Cavs que jugarán por primera vez en su pista como defensores de un título NBA. Y el rival también es perfecto: los nuevos Knicks de Rose, Carmelo, Porzingis y Noah, un equipo que puede acabar siendo una gozada o un absoluto desastre pero al que de entrada hay muchísimas ganas de ver.

5. Miami Heat-Chicago Bulls: 10 de noviembre

Si Kevin Durant se hubiera quedado en los Thunder, este sería el partido con más morbo de la temporada (siempre a priori): después de trece años y de personificar la historia de la franquicia de Florida, Dwyane Wade vuelve a Miami con la camiseta de Chicago Bulls. Al contrario de lo que le pasará a KD, el recibimiento para el escolta será apoteósico, con tratamiento de héroe para un jugador que salió de su casa tras un divorcio abrupto y que llevará la camiseta de una franquicia histórica y de, no lo olvidemos, el equipo de su ciudad natal. Será extremadamente emotivo.

6. Chicago Bulls-New York Knicks: 4 de noviembre

Y otro regreso más: Derrick Rose visitará Chicago por primera vez también en el arranque de la temporada. Un jugador muy especial para la ciudad de Illinois, que convirtió en suyo el padecimiento del base con las malditas lesiones de rodilla que frenaron una carrera que apuntaba a histórica y que ahora se reinicia en Nueva York.

7. Chicago Bulls-Minnesota Timberwolves: 13 de diciembre

Incluso en un año en el que el proyecto deportivo es confuso, Chicago se vuelve a hacer hueco en la lista porque a menos de dos semanas de Navidad les visita por primera y única vez (salvo duelo improbable –imposible- en las Finales) Tom Thibodeau. El técnico, ahora de los Wolves, salió de Chicago tras un agrio enfrentamiento con los despachos pero con el cariño de buena parte de una afición que le ha añorado mucho más tras el desastroso arranque de la era Hoiberg. Como las cosas no vayan bien para entonces en los Bulls, el regreso de Thibs será un verdadero trago para las mentes pensantes de la franquicia, ahora mismo en la picota.

8. Los Angeles Lakers-Philadelphia 76ers: 10 de diciembre

A principios de los 80 este era uno de los grandes duelos de la liga. En los dos últimos años ha sido el peor posible sin mucha discusión. Pero ahora conviene echar un vistazo, especialmente en el primer cara a cara entre Ben Simmons y Brandon Ingram, números 1 y 2 del último draft y dos jugadores con aroma a súper estrella. Además, se miden dos proyectos jóvenes que han amasado piezas a base de acumular derrotar y que tendrían que empezar a progresar: Russell, Ingram, Randle, Nance y Clarkson contra Simmons, Noel, Okafor (si siguen estos dos últimos), Embiid (si realmente vuelve por fin), Saric… Y con Sergio Rodríguez por allí, no lo olvidemos.

9. Memphis Grizzlies-San Antonio Spurs: 6 de febrero

Los hermanos Gasol, frente a frente otra vez... pero ahora como rivales de División. La llegada de Pau a los Spurs coloca a ambos pívots en la Southwest y, por lo tanto, habrá cuatro duelos entre ellos, todos concentrados entre el 6 de febrero y el 4 de abril. Como además los Grizzlies aspiran a dejar atrás su annus horribilis con nuevo entrenador y un equipo interesante y los Spurs necesitan olvidar la melancolía del adiós de Duncan, este puede ser el gran duelo en su División salvo que la propuesta radical de los Rockets (no es una apuesta fácil…) resulte seriamente competitiva y no solo altamente divertida.