Caracol Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

NBA

Harrison Barnes y los Warriors: "Fue como si hubiera muerto..."

El alero habla de su salida de Oakland: "Los rumores sobre Dwight Howard, sobre Kevin Love, sobre Durant... y esto último sucedió".

Actualizado a
Harrison Barnes y los Warriors: "Fue como si hubiera muerto..."
Joshua DahlUSA Today Sports

La derrota en las Finales casi selló el destino de Harrison Barnes en los Warriors. Un alero con condiciones para estar entre los mejores de la NBA pero que nunca ha terminado de explotar definitivamente. Algunos creen que por su fragilidad mental y otros simplemente piensan que necesita jugar con un rol mucho más importante que el que le tocaba desempeñar en los Warriors. Esa es la línea de pensamiento de los Mavericks, que le han firmado por cuatro años y más de 94 millones. Máximo riesgo si Barnes no termina de despuntar pero una operación interesante para un equipo sin nada que perder tras no acceder a Hassan Whiteside y Mike Conley. Barnes tiene todavía, además, 24 años, y aunque la afición de Oracle acabó por desesperarse con él no ha dejado de ser en todo caso titular y un jugador muy útil en el campeón de 2015 y equipo del primer 73-9 de la historia.

De haber repetido título, parecía lo más probable que los Warriors apostaran por la continuidad. Pero los Cavaliers les remontaron un 1-3, lo nunca visto en unas Finales, Kevin Durant se puso a tiro… y el destino de HB estaba sellado. No ayudó que quedara señalado como uno de los principales actores del hundimiento de su equipo a un palmo de la línea de meta: en los cuatro primeros partidos de la Final (hasta el 3-1) anotó 50 puntos. En los tres últimos, 15 con un 3/15 en triples. En general su nivel fue muy flojo en los playoffs (9 puntos de media). Pero en cualquier caso todo quedó en un segundo plano cuando Durant apuntó a la Bahía.

Pero el verano para Barnes no ha sido precisamente malo: inicia camino y contrato de súper estrella en Dallas y se estrena con la Selección de Estados Unidos, donde aspira a ganar el oro olímpico. Precisamente desde la concentración del Team USA se ha referido a este mes de profundos cambios y noticias, buenas y malas: “Siempre había sido igual: que si traspaso por Dwight Howard, que si traspaso por Kevin Love, lo de Kevin Durant… y esta acabó siendo real. A veces te planteaba qué iba a pasar pero en general estaba satisfecho de estar allí, sencillamente. Ha sido un verano caótico, no he tenido tiempo para procesarlo todo. La derrota en la Final, irme a Dallas, entrar en el equipo para los Juegos… Todavía tengo que asimilarlo, ha sido como un terremoto”.

El alero, eso sí, dio muestras de sentido del humor al recordar el homenaje que le hizo Steve Kerr durante la presentación de Kevin Durant (dijo que los que se iban “serían recordados”): “Supongo que fue como si hubiera muerto…”.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?