F1 | GP DE HUNGRÍA

Alonso quiere ser libre: “En F1 permiten respirar y poco más”

“No podemos llevar los coches al límite, ahora no hay espectáculo”, dice el bicampeón de McLaren Honda y referencia entre los pilotos.

Alonso quiere ser libre: “En F1 te permiten respirar y poco más”
JANOS MARJAI EFE

Todos escuchan. Fernando Alonso ha ganado con diferentes motores, distintos neumáticos, aerodinámicas diversas…es un piloto de todas las épocas y una referencia en la parrilla actual. Y cuando habla de Fórmula 1, todos, incluso los que un día le odiaron y provocaron su salida de la escudería a la que ahora trata de salvar, escuchan. Todos. Y Alonso, al igual que está haciendo últimamente Vettel, pide, quiere y casi ruega otra F-1.

Alonso quiere ser libre: “Deberíamos tener un poco más de libertad para equipos, para pilotos. Relajarlo un poco todo, eso estaría bien, como siempre ha sido en la Fórmula 1. Los equipos tenían la opción de escoger la distribución de pesos, la presión de los neumáticos, los cambers… La filosofía del alerón trasero o incluso podían poner seis neumáticos en un coche”. Y pone ejemplos de lo que supone la F-1 actual: “Ahora si pintamos de negro los coches no sabemos de quién es cada coche, porque todos son similares porque la normativa es muy estricta. Lo mismo para los pilotos: más libertad para correr, menos sanciones. Tenemos que hacer las mismas cosas a la misma hora. Si no haces una, vas a los comisarios y tienes una sanción, una sanción de tiempo, reprimenda, puntos… No importa si llegas cinco minutos tarde a la reunión, cinco minutos tarde a la firma de autógrafos. Te permiten respirar y poco más”.

Todo esto provoca que el espectáculo, según el asturiano no sea el que debiera. ¿La razón? La F-1 está en contra de los pilotos. “No podemos llevar los coches a su límite real. No podemos atacar tanto como nos gustaría porque los neumáticos no lo permiten, si vas demasiado rápido se recalientan y pierden agarre de inmediato, si utilizas el motor a pleno rendimiento vas por encima de los parámetros de consumo… en fin para ser rápido en la F-1 actual no hay que atacar demasiado, ese es el secreto y eso va en contra de los instintos del piloto”.

Así de claro habla Alonso. Y es que para el astur la supremacía de Mercedes no es la causa del pobre espectáculo que él ve. “No creo que sea porque hay un equipo dominante. La Fórmula 1 siempre ha sido así, de algún modo. Pero antes el espectáculo era lo bastante bueno. Ahora probablemente no lo es, por el motivo que sea. Porque los coches son demasiado lentos, demasiado pesados, porque el ruido no está bien o porque es muy caro… Por la razón que sea, no es lo mismo. Está claro”, sostiene. Y después va al aspecto fabricado de la F-1, el cartón piedra que rodea este deporte: “Cuando ves algunos cambios de normativa o algunas polémicas, los límites de la pista, las restricciones de la radio y cosas así… A veces pienso que lo hacen para que se hable de algo entre las carreras, porque no tiene sentido. Aquí todo es una montaña, incluso las cosas más pequeñas. Forma parte del deporte y es probable que sea algo que la Fórmula 1 también quiere para que se siga hablando, es bueno tener alguna polémica ahora que el espectáculo no es muy bueno”.

Y vuelve a compararlo con otras disciplinas del motorsport que, por otra parte, siguen muy lejos en cuanto a seguimiento del deporte rey del motor: “Ha habido algún debate y es normal porque es un deporte muy mediático. A veces veo el Mundial de Resistencia, el DTM o MotoGP, y pasan por todos lados o atajan la última chicane, ganan la carrera y no hay ninguna investigación. No pasa nada”. Veremos si, con un poco de suerte y mucho trabajo, el próximo año Alonso gana y sigue hablando así de la Fórmula 1. Probablemente sí, recordemos que están leyendo las palabras de un tipo que, siendo vigente campeón del mundo, entró en un circuito diciendo que la F-1 no es un deporte. Suele hablar de verdad.