F1 | GP DE HUNGRÍA

El 'ojo de halcón' llega a la F1: los libres prueban los sensores

Desde Dirección de Carrera se ha pedido a los pilotos que excedieran los límites de la pista para calibrar el nuevo sistema que debuta en Hungría.

El 'ojo de halcón' llega a la F1: los libres prueban los sensores
Charles Coates Getty Images

Los Libres 1 arrancaron con calma. El nuevo asfalto de Hungaroring así lo requería, pero especialmente se debió a la nueva tecnología implantada por la FIA para vigilar que los pilotos no tracen por fuera de las curvas. Los comisarios pidieron a los pilotos, en esas primeras vueltas de entrenamientos libres con los que da inicio el GP de Hungría, que se fueran más allá de los límites permitidos para calibrar si ese ojo de halcón que pretenden instaurar en la F1 funcionaba correctamente. Nico Rosberg fue uno de los primeros en probar si el sistema respondía.

Se trata de un sensor colocado por debajo del asfalto que detecta si las cuatro ruedas de los monoplazas superan los límites de la pista. Si tras los libres, el sistema depara los resultados apetecidos, se mantendrá durante todo el fin de semana.

Así hablaba Charlie Whiting, director de carrera de la Fórmula 1, del sistema a prueba en Hungría: "Hemos instalado líneas de cables con sensores, de 1.6 mm, desde el borde de la pista para que nos avise cuando un coche tiene las cuatro ruedas fuera del límite en esos dos lugares".