presentado por
Competición
  • Liga Colombiana II
  • LaLiga Santander
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Colombia B - II
LaLiga Santander
Bundesliga
Ligue 1
Niza Niza NIZ

-

PSG PSG PSG

-

Colombia B - II
Cortulúa Cortulúa COR

-

Quindío Quindío QUI

-

Deportivo Pereira Deportivo Pereira DEP

-

Tigres FC Tigres FC TFC

-

F1 | GP DE HUNGRÍA

La FIA endurece la normativa de radio desde Hungría

Los pilotos deberán realizar obligatoriamente una entrada a boxes a solucionar el problema siempre que el equipo les envíe un mensaje de ayuda.

La FIA endurece la normativa de radio desde Hungría

Decía, a pesar de todos los pesares, Nico Rosberg que le parecía bien la normativa sobre la radio. Lo cierto es que en el GP de Bakú le favoreció cuando su compañero Lewis Hamilton estuvo doce vueltas sin saber qué hacer con su coche y sin que le pudieran ayudar desde el muro mientras él volaba hacia la victoria con la lección aprendida de cómo solucionar el problema, pero en Inglaterra recibió esa ayuda del equipo y fue sancionado. Así las cosas la polémica y el debate sobre las ordenes a los pilotos con la radio está en el paddock y la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) ha decidido intervenir. Y lo ha hecho para dejar las cosas claras, al menos de la manera en que la FIA es capaz de hacerlo. A partir de ese GP de Hungría si el equipo quiere advertir de un problema a su piloto, esa instrucción debe incluir una orden para entrar a boxes y reparar el monoplaza.

Este hecho resultaría en una automática penalización de tiempo al perderlo al pasar por el pit lane que haría revalorar a los equipos si vale la pena pagar ese 'precio' por un problema en el coche. Pasar por el pit lane cuesta unos veinte segundos de media a los pilotos, dependiendo del circuito. “Un mensaje al piloto por radio que sea una indicación de un problema con el coche debe incluir una irreversible instrucción de entrar a boxes para rectificar el problema o retirar el coche”, dice ahora la FIA.

Y va más allá porque deja en función de los equipos, para que el piloto no sea sancionado, el hecho de que se puedan dar mensajes por radio para ayudar a solucionar un problema o para hacer que el coche vaya más rápido. Ahí está el límite.

Mientras, los pilotos tienen su propia opinión. Esta es la de Carlos Sainz en su habitual comparecencia en Movistar+ de cada jueves: “O se quitan las radios, o se ponen y se dejan. El extremo al que se llegó hace unos años de decirte cómo tomar una curva era estúpido, indecente en Fórmula 1. Pero llegar a los extremos que estamos llegando ahora tampoco es bueno. Ha de haber radios, nos tienen que ayudar, es imposible que notemos o veamos en el volante que la séptima marcha no va. Como dijo Alonso, somos personas, no máquinas. Nos pagan por conducir, no por detectar cambios en una séptima marcha que deja de funcionar”. Pues, de momento, os pagan también por eso. O es lo que parece…