TOUR FRANCIA | 11ª ETAPA

Froome araña 12 segundos a Nairo en un abanico

Sagan ganó la 11ª etapa en Montpellier en un corte de cuatro corredores que sorprendió al colombiano. Purito perdió 1:09 y montó en cólera con su equipo.

Froome araña 12 segundos a Nairo en un abanico
AFP

Le volvió a pasar al Movistar de Nairo Quintana. Chris Froome aprovechó un abanico para tomar 12 segundos en la undécima etapa del Tour de Francia. Fue segundo en Montpellier, detrás de Peter Sagan, con seis segundos sobre el pelotón, lo que unido a la bonificación le dio 12 segundos de renta más sobre el colombiano, que se sitúa a 35" en vísperas del Mont Ventoux. El viento marcó el desarrollo de toda la jornada. A 13 kilómetros, Sagan provocó el corte definitivo junto a su compañero Maciej Bodnar. El maillot amarillo y Geraint Thomas completaron el cuarteto que sorprendió al grupo. Más atrás se quedó Purito Rodríguez, que cedió 1:09 y montó en cólera en la meta: "El Katusha me ha dejado solo". Efectivamente, el equipo ruso tiró por delante en favor de su velocista Alexander Kristoff, mientras que el español agonizaba en otro paquete. La prejubilación le ha hecho perder apoyos.

El fuerte viento puso de los nervios al pelotón camino de Montpellier. Ese mismo viento que este jueves amenaza con la castración de los seis últimos kilómetros del Mont Ventoux. Los abanicos y las caídas no dieron tregua durante una jornada a flor de piel. Ningún favorito pudo tomarse un respiro en la previa del gigante de la Provenza.

El Tinkoff y el BMC fueron los más juguetones y estuvieron especialmente activos en la búsqueda de abanicos. Se circulaba a plena calzada, con aparente tranquilidad pero con las orejas tiesas, hasta que la carretera cambiaba de dirección y se montaba la de San Quintín. Una vez tras otra. El pelotón se fracturó en varias ocasiones. Y las caídas se sucedieron en diferentes fases. Pinot, Majka, Luis León y Anacona fueron algunos de los afectados.

A 13 kilómetros de la meta, otra andanada del Tinkoff colocó delante a Sagan y Bodnar. Y ahora sí. Chris Froome olfateó la jugada y entró delante con su compañero Thomas. El pelotón volvió a saltar por los aires. Nairo Quintana se quedó atrás. Las fuerzas ya estaban al límite. El cuarteto avanzó sin mirar atrás, con una veintena de segundos que finalmente se redujo a seis. Sagan y Froome esprintaron de cara a la galería, pero era evidente que había un pacto: la etapa para el eslovaco y la segunda bonificación para el africano.

En el grupo perseguidor tiraba el Katusha, que por fin veían la oportunidad de una victoria con Kristoff. A quien no debieron ver fue a Purito, que se quedó descolgado en un tercer grupo. El catalán había empezado la etapa quinto de la general, a 37 segundos, y la ha terminado duodécimo, a 1:52. El equipo ruso se ha tomado demasiado en serio la jubilación de su líder. En ese mismo corte viajaba otro ciclista importante, Louis Meintjes, que era noveno y pujaba por el maillot blanco con Adam Yates. Ahora se ha ido a la 13ª plaza, a 2:10. Se lo llevó el viento.