Caracol Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Deporte y paz

El último día de la guerra: En el deporte también se vive la paz

1 / 5

Nelson Mandela utilizó el mundial de Rugby de 1995 como herramienta para unir a Sudáfrica, que se encontraba dividido entre negros y blancos 'apartheid', a través del equipo 'Springboks', que se convirtió en un símbolo de la nación.

El juego amistoso de béisbol entre la selección cubana y los Rays de Tampa Bay, al que asistieron Barack Obama y Raúl Castro, fue el símbolo de reconciliación entre Cuba y Estados Unidos que vivieron una disputa por más de 50 años.

La España franquista congeló sus relaciones con la unión Soviética por las políticas anti-marxista del régimen de Francisco Franco. En el año 1963, un partido de baloncesto entre las dos selecciones empezó a romper la tensión entre ambos países.

Después de más de 20 años de tensas relaciones, el equipo de ping-pong de Estados Unidos, fueron los primeros norteamericanos en pisar suelo Chino y abrir un camino de reconciliación, que terminó en la visita presidencial de Nixon con su homólogo Zhou En-lai.

India y Pakistan, rompieron definitivamente sus relaciones tras los atentados islamistas a la ciudad de Bombay, que dejaron más de 170 muertos en el año 2008. La pasión por el criquet, fue la herramienta para restablecer el diálogo entre los dos gobiernos que en el 2011 se dieron cita en un juego amistoso.