Copa América

Pelota quieta y tarde libre para la Selección en Houston

En su primera práctica en Texas, Colombia entrenó balón parado con el equipo suplente e hizo trabajo liviano con los titulares. El equipo descansó en la tarde.

Houston

Con dos goles en jugada de pelota quieta Colombia abrió los partidos frente a Estados Unidos y Paraguay. Tiro de esquina, cabezazo y al fondo de la red. Cristian Zapata y Carlos Bacca. Defensa y delantero... Pékerman y su cuerpo técnico trabajan en un arma que puede solucionar partidos cerrados. Una mezcla precisa entre talento, sincronización y movimientos preparados para desubicar o anticipar la intención del rival.

Una vez las jugadas son planificadas, viene el turno de que los jugadores memoricen las variaciones. El cobrador debe enviar la pelota al lugar al que el receptor estará unos segundos después. Se coincide en tiempo futuro. En la Selección el asistente Pablo Garabello se encarga de la pelota quieta en ataque y Néstor Lorenzo en defensa. La prensa tuvo la posibilidad de ver algo de ese trabajo en la primera práctica en Houston. Repetición, Repetición y repetición.

A las 10:30 de la mañana con 34 grados de temperatura y un sol picante, el equipo suplente, trabajaba junto a Pékerman, Garabello, Lorenzo y Camps (Los tres mosqueteros del cuerpo técnico) movimientos y variaciones en ataque con Dayro Moreno como cobrador, Jerry Mina y
Felipe Aguilar como receptores por arriba e incluso una jugada en corto con Stefan Medina. Muy cerca de la acción, los entrenadores atentos cada detalle, mientras Garabello le indicada a Dayro:

-"Vamos a hacer solo el movimiento de Yerri, no ejecutes"
-"Tú marcas la jugada"
-"Dale de vuelta"
-"¡Esa es la pelota!"

Intento tras intento se corregían las fallas y se animaba a empezar de nuevo. Del otro lado estaba el equipo Houstonians Fútbol Club entrenado por el técnico Dennis Gonzáles quien recibió la invitación para ser sparring de la Selección Colombia por medio del asistente de Óscar Pareja, el colombiano que dirige al FC Dallas de la MLS. La instrucción fue ir al choque e impedir los desplazamientos de los jugadores de la selección. Seis de los jóvenes rivales eran colombianos.

Después de la práctica de la mañana y del almuerzo, todo el equipo tuvo la tarde libre para descansar. Algunos compartieron con sus familias.