presentado por
Competición
  • Liga Colombiana II
  • LaLiga Santander
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Serie A


Copa América

La Selección Colombia juega soccer y vive en Silicon Valley

La Copa América se vive entre el furor de los fanáticos latinos por ver a sus ídolos y la apatía de muchos locales.

Estados Unidos en la Copa América Centenario
Kyle Rivas AFP

- "Buenas tardes, soy periodista y vengo cubrir la Copa América". Silencio incómodo.

- "¿No? Entonces, The American Cup". Nada. OK, soltemos un par de palabras clave: "¿Football? ¿Soccer?"

La cuarta fue la vencida por insistencia o cansancio del interlocutor. El oficial de inmigración finalmente optó por un "oooh yes" poco convincente y después de un par de preguntas más le puso el sello al pasaporte en la terminal J del aeropuerto de Miami. Dos días después, rumbo a San José y aprovechando el retraso del vuelo que me puso en la misma fila con una familia -compuesta por papá, mamá y dos niños no más de 12 años- repito prácticamente el mismo parlamento. El padre toma la vocería, "sé de lo que estás hablando, pero no te podemos ayudar. No somos fanáticos del soccer".

Es soccer, no es fútbol y ni Pelé - el mejor jugador de la historia-, ni Beckham -uno de los pioneros en eso de ser futbolista/celebridad- lograron convencerlos de lo contrario. La Copa América se juega en Estados Unidos y aunque promete ser un evento de primera, para gran parte de los habitantes del país de Obama, el fútbol sigue siendo un deporte de inmigrantes, un juego que no les pertenece.

A pesar de que los partidos sean empaquetados con "imagen superbowl" de show, luces, himnos en la voz de popstars, fuegos artificiales, hay quienes no entienden cómo puede llegar a ser emocionante un partido que queda cero a cero o las razones por las que Jurgen Klinsmann declaró que no podía ganar la Copa Mundo de Brasil. ¿Por qué si están acostumbrados a ser los mejores en todo lo que compiten?

Por supuesto la selección femenina de Estados Unidos, campeona del mundo en tres oportunidades; las contrataciones de cracks a punto de despedirse; el Mundial del 94 suman puntos al soccer en su estatus de deporte relevante, pero antes están el fútbol -americano-, el béisbol, el baloncesto y, en algunas regiones, incluso el hockey o el automovilismo. En ese escenario se disputa la Copa Centenario, que seguro llenará estadios con aficionados de muchos lugares del mundo en los que el soccer es fútbol y es el deporte que los representa.

La Selección Colombia en Silicon Valley

En Fremont, Santa Clara y San José -ciudades cercanas al Levi's Stadium en el que se disputará el partido inaugural- la Copa pasa desapercibida. El hotel en el que concentra la Selección está ubicado en Silicon Valley, una región al sur de la bahía de San Francisco (la ciudad más grande de la zona) conocida porque allí nacieron muchas de las compañías de tecnología más relevantes de nuestra época.

Apple, eBay, Google, Twitter y Uber son algunas de las 'start ups' que han convertido a Silicon Valley en el lugar al que todos los emprendedores quieren llegar. Ahí una buena idea puede transformarse en un negocio millonario. La zona cuenta con el ambiente propicio para que gente con propuestas innovadores encuentre mentores, universidades e inversionistas necesarios para lograr su meta. Guardadas las proporciones es como relacionar a Boyacá con los buenos ciclistas y a la costa de Colombia con el power goleador de jugadores como Carlos Bacca, Iván René Valenciano o Arnoldo Iguarán.

Volviendo a USA 2016, la casa de la Selección está en esa zona en la que pasa muy poco en la previa de la Copa. La sede, ubicada entre la autopista Interestatal 880 (que conecta a las ciudades de San José y Oakland) y la calle Fremont Boulevard, cero ambiente de fútbol. Incluso estando frente al hotel, nada indica que algunos de los huéspedes sean protagonistas del torneo. Solo un pequeño grupo de hinchas con camiseta amarilla empiezan a poner color al debut. De cualquier forma, soccer o fútbol, el viernes comienza la carrera por el trofeo del centenario.