Atlético Nacional

Marlos: "Dicen que no juego bien porque ya estoy vendido"

El delantero admitió que no está en su mejor momento y desvirtuó versiones "sin sentido" sobre su nivel. "Dicen que estoy agrandado", apuntó sin entender ese tipo de comentarios.

Medellín
0
Marlos: "Dicen que no juego bien porque ya estoy vendido"
AGUSTIN MARCARIAN REUTERS

Coritiba - Nacional

Por estos días se enfrenta más a los rumores y a la crítica destructiva que a sus marcadores. Marlos Moreno no vive días fáciles. Lidia con el bombardeo de ofertas y la ansiedad de reencontrarse con el fútbol que lo puso en la órbita de grandes clubes.

Sabe que Atlético Nacional necesita del mejor Marlos. Y no es precisamente el que tira bicicletas, aunque a ese también lo extraña. Pide a gritos al jugador irreverente que le abrió con sus gambetas y goles el camino hacia la estrella 15 y que lo llevó a tener una brillante fase de grupos en la Copa Libertadores.

"Todo ha evolucionado muy rápido. Tan solo han pasado seis meses y gracias a Dios he construido muchas cosas. Nada… se trata de superar todo esto con la personalidad que he tenido", dice el paisa.

El delantero de 19 años, que mostró destellos de su talento ante Patriotas (2-2) y hasta asistió a Macnelly, admite que no está en su mejor momento. Por ahora, se encuentra en el proceso de digerir este bache, pues a su edad lo que quiere es comerse el mundo, descontar rivales y romper redes.

Pero más allá de haber perdido protagonismo en Nacional, a Marlos le genera más desconcierto encontrase con comentarios alejados de su realidad o que ponen en duda su profesionalismo, ese del que da fe el técnico Reinaldo Rueda, los líderes del equipo y su forma de entrenarse.

"Hay gente que dice cosas que no tienen sentido", suelta el juvenil sin dar crédito a esas versiones que le han puesto un peso mayor a las responsabilidades que le endosaron por ser figura de un club campeón, por ganarse el llamado a la Selección Colombia y por tener chance de llegar a Europa.

¿Pero cuáles son esos comentarios incómodos? Responde sin perder la calma: "Hay gente que dice que estoy agrandado o que no estoy jugando bien porque ya estoy vendido. Pero eso es normal y pasa. A veces uno tiene sus momentos bien y otras veces sus momentos bajos. Esto se trata es de superarlo y afrontarlo".

Mientras pasa la tormenta y se estabiliza su rendimiento, el jugador forjado en el barrio Manrique Oriental se alimenta de la buena vibra que a diario le transmiten sus seres queridos y Rueda, el DT que lo llevó a triunfar y que le enseña las múltiples aristas que tiene el fútbol, sin olvidar que es tan solo un muchacho.

"Me he apoyado en mi familia y en el mismo 'profe' que siempre está conmigo y me pega los consejitos. Estoy tranquilo", agrega el 29 verdolaga, quien no marca en la Libertadores desde el 8 de abril en el triunfo 2-0 sobre Peñarol. En Liga, desde la final con Junior.

Moreno valora "la gran confianza" que le tienen sus compañeros y el cuerpo técnico, quienes lo están blindando y arropando para que pueda "seguir viviendo ese gran momento que había obtenido con Nacional y volver a conseguir buenos resultados".

Además de un bajón futbolístico normal, que también ha tocado a jugadores como Sebastián Pérez y al mismo Víctor Ibarbo, Marlos ha encontrado entre la explicaciones para no influir como antes en los partidos una hipótesis sólida: ya no es un jugador desconocido y lo rivales cada vez se ocupan más de hacerle doblajes.

"Eso me lo dijo una vez el 'profe'. Las cosas se complican cada vez que vamos pasando ronda. Obviamente nos conocen más y a mí no me van a dejar espacios porque saben que desequilibro bien", comenta el antioqueño.

El delantero, incluido en el listado provisional de 40 jugadores para la Copa América Centenario, considera que la urgencia del hincha porque recupere su toque "es entendible", pues "ellos solo tienen presente que estoy en un equipo grande y que quieren resultados".

Y en el fondo así lo percibe Marlos, por eso trabaja para mantenerse equilibrado y encender esa chispa en el choque con Rosario Central (jueves 8:45 p.m.). "Es normal que suceda eso, pero voy a tratar de superarlo para que con la ayuda de Dios pasemos de fase en la Copa, que es lo que todos queremos".

Aún no sabe si será titular. Ya le ha tocado asumir con entereza la suplencia en la Libertadores en los últimos partidos, pese a que la cancha siempre reclama su magia. Ahora, no hay mejor escenario para brillar que el Atanasio Girardot con el duelo ante el 'Canalla' de fondo y por el cupo a la semifinal.

"Es complicado estar en el banco. Uno desde afuera lo vive de otra manera, pero a veces toca. El que juegue lo va a dar todo para conseguir la victoria", dice la joya verdolaga.

Por último, así suene a disco rayado, el juvenil se mantiene hermético al hablar de los clubes que lo pretenden, como Porto y Benfica. Ese tema se lo deja a empresarios y directivos. "No sé... son rumores. Estoy concentrado en Nacional y la Libertadores. Independientemente de lo que digan o lo que pase, voy a estar tranquilo", responde sin titubear.