América de Cali

Hernán Torres: “No soy el salvador del América”

El ibaguereño fue presentado este miércoles como nuevo director técnico del América. Prometió, “no ahorrar esfuerzos para lograr el objetivo del ascenso”.

Cali
0
Hernán Torres: “No soy el salvador del América”

Antes pasaron: Eduardo Lara, Diego Umaña, John Jairo López, Luis Augusto García, Fernando Velasco, Alberto Suárez y también estuvo como interino el español Salvador Suay. Todos tuvieron la ilusión de terminar entronizados en la historia tras conducir al América al retorno a la primera categoría; ninguno logró el objetivo.

El turno es para Hernán Torres, técnico con templanza y una práctica idea de juego. Obtuvo su lustre en el Finalización de 2012 al celebrar el título de Liga con Millonarios que no se imponía como campeón desde hacía 24 años.

Carlos Salazar y Alejandro Guzmán, serán el asistente técnico y el preparador físico; complementan el cuerpo técnico que lidera Hernán Torres, quien debutará el lunes en el Pascual Guerrero frente al Real Cartagena (fecha 13 del Torneo Águila) y orientará su primera práctica este jueves con los jugadores que no hacen parte de la concentración para el juego por Copa Águila contra Orsomarso, en Palmira.

El que juega bien, tiene más posibilidades de ganar: “Nos gusta jugar bien, con posesión del balón, cambios de ritmo; un equipo equilibrado, con juego en bloques, tanto en defensa como en ataque; con intensidad y dinámica. Esa es la idea que les he transmitido a los grupos que he dirigido, porque cuando se juega bien al fútbol, hay más posibilidades de ganar que de perder”.

Premisa, la disciplina: “Me gustan los retos, voy a completar mi noveno año como técnico. Lucho, trabajo y no ahorro nada por conseguir los objetivos. Hay poco tiempo pero tenemos que adaptarnos lo más pronto posible. La disciplina es muy importante en el fútbol y eso es innegociable, en lo táctico y lo deportivo también tiene que haber disciplina”.

Su carácter: “Llevo el fútbol en las venas y tengo un respeto total por el ser humano. Me critican mucho, que manoteo, pataleo, hasta dicen que soy mala persona y que trato mal a los jugadores. Es mi pasión y América no va a ser la excepción”.

Llamado a la comunión: “Hay una responsabilidad grande, inmensa de parte de nuestro cuerpo técnico, es un reto grande, difícil, pero no soy el salvador, tengo que estar acompañado de un grupo humano que luche por el objetivo; aquí debe de haber una familia, integrada por el cuerpo técnico, el grupo de jugadores, directivos, la afición y los periodistas. Si estamos unidos, va a ser más fácil, pero si estamos divididos, va a ser muy complejo”.

El recurso humano y la meta en el ascenso: “No vamos a ahorrar esfuerzos por conseguir el objetivo, estoy comprometido para poderlo lograr, tengo ocho meses y vamos a trabajar muy duro. La idea es que el grupo de jugadores asimile rápidamente los procesos. América no espera. El grupo humano tiene derecho a que el nuevo técnico los evalúe, luego lo hablaré con los dirigentes. Hay muchos jugadores que no conozco ni he visto”.