presentado por
Competición
  • Liga Colombiana II
  • LaLiga Santander
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Ligue 1
  • Serie A
  • Liga Chilena

América

Bogotá encendió la alarma en el América de Cali

Los rojos cayeron 1-0 en su visita al Bogotá en el estadio de Techo, perdieron el invicto en el Torneo y entraron en crisis de resultados.

Bogotá encendió la alarma en el América de Cali

América concentra seguidores, por su fecunda historia y por la ilusión de ver al equipo encarrilarse hacia el ascenso. Su nómina se lo podría permitir, pero el funcionamiento en la cancha, lo aleja de dicha posibilidad.

En la cuarta fecha fue Universitario de Popayán, en la sexta, Llaneros, y este sábado, fue el modesto Bogotá el que golpeó tempraneramente a los rojos, que desesperan por su pasividad; no crean bloques de presión, impera el desorden. El lateral derecho es tan tímido como sus compañeros en defensa, los mediocampistas de marca no saben dónde posicionarse; Rivelino Hinestroza pierde en el uno contra uno, Morantes se reitera en los pelotazos, Del Valle no la toca y Farías luce frustrado.

Mientras bostezaba la defensa de América, un rival les llegó a la última línea, centró atrás, y tras un segundo toque del balón, quedó para Fabián Zambrano, quien controló el cuero y lo golpeó suave, rastrero e inclinado al palo derecho de Carlos Bejarano (16’).

Para la segunda mitad, David Suárez (asistente e hijo del DT quien estaba expulsado) excluyó del campo a Morantes y poco después a Rivelino Hinestroza; ingresaron David Ferreira y Steven Lucumí. Entonces, América, más que a jugar, empezó a luchar desesperado, a intentar correr más que el balón; se posicionó en terreno del adversario y quedó expuesto en defensa. Zambrano, en una acción en la que llegaron tres jugadores contra un defensa del América, le entregó piadoso el balón a las manos al arquero Bejarano, en una acción que pudo haber definido el marcador.

América fue un equipo tan funesto como el color de su uniforme; apenas generó un par de acciones de riesgo, ambas elevadas, por Rivelino y ‘Tecla’ Farías, y en defensa, se entregó a merced de un Bogotá demasiado condescendiente, que no tuvo decisión para ampliar el marcador tras la parsimonia e infantiles errores de la defensa del equipo visitante vestido de negro y que fue impotente, pese al aliento de sus seguidores en las tribunas.

Los ‘escarlatas’ (9 puntos) no habían perdido en el presente Torneo del Ascenso, pero sumaban tres jornadas sin ganar. El resultado, podría comprometer la continuidad de Alberto Suárez en la dirección técnica del equipo.