Bolivia vs Colombia

"Stefan llega más maduro; no le da miedo esta responsabilidad"

El formador del defensa, que sería titular hoy ante Bolivia, le dijo a AS que esta convocatoria es una revancha y que su pupilo aprendió del pasado. "Merecía volver", agregó.

"Stefan llega más maduro; no le da miedo esta responsabilidad"
Leonardo Muñoz EFE

El técnico Andrés Arango, uno de los hombres más cercanos al antioqueño Jhon Stefan Medina, siente que el futbolista que pulió siendo un niño es ahora "un ejemplo para todos los jugadores de Colombia".

Y lo dice no porque sea su formador o por los años que compartió con él en las inferiores de Atlético Nacional. Lo afirma porque lo ha visto caer y levantarse, madurar con su internacionalización y ganarse la distinción de llevar la camiseta de Andrés Escobar.

A pocos minutos de la reaparición del jugador del Pachuca con la Tricolor, pues sería el lateral derecho en La Paz, Arango dio detalles de la personalidad de Stefan, recordó momentos que vivieron y cómo el paisa dejó atrás las adversidades para vivir este nuevo ciclo con la Selección Colombia de Pékerman.

¿Cómo recibió esta nueva convocatoria de Stefan?

"Es una inmensa alegría ver que Stefan vuelve a la Selección. Y lo hace siendo un jugador muchísimo más maduro, más entero y que no le da miedo la responsabilidad; tiene la entereza para afrontar cualquier tipo de compromiso".

Comparte sus triunfos…

"Es un muchacho que me tocó ver crecer y estructurar. Pasó por varios técnicos, pero lo tuve muy de cerca y vivimos muchas cosas juntos. Es una revancha muy bonita que le da la vida. Es fruto del trabajo, un premio a la seriedad, a trabajar callado y a lo que ha hecho en México. Merecía volver a la Selección".

Dice que el Stefan de ahora es mucho maduro. ¿Qué le ha aportado el fútbol mexicano?

"Es un fútbol muy competitivo, que se corre mucho y que es de mucho choque. Stefan ha madurado mucho ahí; le ha tocado demostrar por qué llegó a ese país. La sumatoria de partido con Monterrey y Pachuca lo llevaron a terminarse de consolidar".

¿Cree que Stefan ya superó esos momentos amargos que vivió con la Selección?

"Él no piensa si le fue bien o le fue mal, vive el presente. Esto seguro que aprendió del pasado. Este es un ciclo distinto, pues tiene más trayectoria (…) Si el primer ciclo dejó cosas positivas para él, este segundo va a ser mucho más interesante".

Y si le toca actuar hoy en La Paz…

"No hay ningún temor en su actuación. Ciegamente diría que lo va a hacer de la mejor forma. En Stefan y Sebastián Pérez tenemos dos jugadores muy jóvenes, pero con un amplio recorrido: títulos, selecciones y bagaje en el fútbol profesional. Hay que arropar a este tipo de jugadores porque son el futuro de la Selección".

¿Lo hace mejor como lateral o como central?

"En Nacional siempre les enseñábamos dos o tres posiciones; eso pasó con Zúñiga, que en sus inicios fue un delantero goleador. Stefan es un jugador con tan buena técnica y tanta inteligencia para jugar que en puede rendir como central o lateral. Pékerman tiene en él dos posiciones cubiertas, un jugador con elegancia y que le va a rendir".

¿Qué recuerda de Stefan cuando era un niño?

"Lo primero que pienso es en su humidad, después en el trabajo, la seriedad y la responsabilidad. Era muchacho que tenía muy clara su meta y para dónde iba. Era el primero que llegaba al entrenamiento y el último que se iba. Siempre estaba pensando en mejorar y exigía más al cuerpo técnico para que lo potencializara. Fue una gran satisfacción haberlo dirigido".

¿Siempre fue serio, tímido y callado?

"Siempre fue tan buen compañero que muchas veces en la cancha reflejaba lo mismo. Le decía: 'No, Stefan. Cuando uno entra a la cancha tiene que transformarse y volverse un poquitico malo, ser más bravo'. Eso lo empezó a demostrar sin dejar de ser un caballero y se convirtió en líder, por eso le hicieron el honor de darle el número 2 en Nacional".