Bolivia vs Colombia

Mentor de Sebastián Pérez: "Se comerá la cancha en La Paz"

El técnico Andrés Arango habló con As de los primeros pasos del volante en el fútbol, de su potencial y de su posible debut esta tarde con la Selección Colombia ante Bolivia.

Mentor de Sebastián Pérez: "Se comerá la cancha en La Paz"

A pocos días de cumplir los 23 años, el dueño de nueve títulos con Atlético Nacional y el infaltable en los seleccionados juveniles podría obtener una graduación de altura con en el combinado patrio.

La Paz sería el escenario que esta tarde (3:00 p.m.) el fútbol le tendría destinado a Sebastián Pérez para empezar su consolidación en la Tricolor al debutar como titular en el equipo de José Pékerman, en plena Eliminatoria al Mundial de Rusia-2018 y con la exigencia de tener que vencer.

En AS Colombia consultamos al técnico Andrés Arango, clave en la formación del volante antioqueño, para conocer detalles de un jugador que con su fútbol hizo que Pékerman se lo arrebatara a su colega 'Piscis' Restrepo del seleccionado preolímpico.

Su mentor cuenta que el exfutbolista y entrenador Jimmy Arango lo llevó con 12 años a Nacional y su potencial de entrada lo hizo estar siempre un paso adelante. "Su proceso fue muy bonito. Impactó con su técnica y esa sutileza con el balón para hacer pases filtrados, además de leer bien el juego y de posicionarse bien en la cancha", recordó Arango.

Lo que mostró lo llevó a convivir con jugadores mayores, pues con apenas 16 años fue promovido a la sub-20 por sus condiciones y ahí "se empezó a consolidar como un jugador con proyección", apuntó el DT, quien no olvida que 'Sebas' marcó diferencia en el torneo nacional de la categoría.

Luego el paisa, soportado en una "buena estructura familiar", empezó su historia con los seleccionados de Antioquia y Colombia, para brillar con los títulos en Toulon y en el Campeonato Sudamericano, además de su participación con el elenco de Eduardo Lara el Mundial Sub-20 que se jugó en 2011 en el país.

Paralela a esas vivencias se dio su crecimiento en Nacional y fue el estratega Santiago Escobar quien lo mira en las inferiores y decide dejarlo en el primer equipo, paso clave en la carrera de un mediocampista que "hoy es estandarte del club y un ídolo de la afición".

Arango, que mientras relata la historia del 24 verdolaga destaca su técnica y su visión de juego, también influyó en esa transición que tuvo cuando a los 15 años pasó de ser volante creativo a ese volante de marca que siempre saca desde atrás limpio el balón.

"Sebastián se adaptó muy fácil a esa posición. Incluso en el módulo que teníamos lo poníamos a jugar solo en la primera línea y empezó a rendir; así se volvió más fuerte en marca", dijo sobre el jugador que en ese entonces fue figura en el Torneo de las Américas en Cali.

El adiestrador indicó que esa polifuncionalidad que desarrolló siendo un niño le está dando frutos, pues él ahora tiene "una idea tan clara del juego y es muy preciso en sus pases". Eso sí, técnicos como Jimmy Arango, Felipe Merino y el propio Andrés Arango debieron reforzarle en velocidad y en fuerza localizada, y lograron que tuviera una "mejor lectura en lo táctico".

Materializa el sueño

Para técnico, que trabajó durante varios años en las inferiores de Nacional, tiene un significado especial la convocatoria de Pérez a la Selección Colombia absoluta pues vio crecer en todos los aspectos a este tanto en proyección.

"Siento que la labor se cumplió; tengo una satisfacción personal. Estos son los grandes triunfos de los técnicos de las divisiones menores… nuestras pequeñas glorias", le dijo a AS emocionado Arango, quien tiene claro que si 'Sebas' cuenta con la posibilidad de jugar esta tarde con Colombia, "no defraudará".

"Sebastián es un jugador muy complejo desde lo mental, lo deportivo, lo técnico y lo físico. Es muy estructurado mentalmente y no le queda grande ningún reto", declaró su formador al contemplar el debut ante Bolivia.

Por último, Arango manifestó que Pérez puede repetir la historia de James Rodríguez en la Eliminatoria al Mundial de Brasil-2014, cuando despuntó para el fútbol, se convirtió en una realidad para el equipo de mayores y fue vital en esa victoria 2-1 a 3.604 metros.

"Él tiene hambre de triunfo… se puede comer el terreno de juego. No olvidemos cuando James jugó en La Paz, así lo hizo y la altura no le pesó. Lo mismo podría sucederle a Sebastián, se comería esa cancha", finalizó el formador de uno de los posibles debutantes de la Tricolor.