Caracol Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA
BogotáActualizado a

Para analizar este Santa Fe del 2016, que apenas comienza y pierde el primer juego amistoso frente a los alemanes del Bayer Leverkusen, es justo hacer consideraciones que puedan atenuar el examen.

Dos formaciones puso Pelusso en La Florida. Cada una disfrutó de 45 minutos y al final se "unieron" en la ineficacia ofensiva. Fueron dos parejas de atacantes que no inquietaron a los germanos. 

Solo hubo una fugaz ilusión en los minutos iniciales de la complementaria, cuando Jonathan Gómez se movió con rapidez y fluidez en la zona central. Ese entusiasmo duró unos minutos y se diluyó, mientras el Bayer se arrimaba con más intensidad, convirtiendo a Castellanos en el responsable, en buen pasaje, del 0-0.

Se podrán invocar todas las disculpas y probablemente sean aceptables. Pero quiero recordar que este Santa Fe, para llegar a las finales del campeonato local anterior y en los momentos finales de la Copa Suramericana, sufrió con su ataque o plan de gol.

Santa Fe, poco a poco, se fue consolidando como gran fuerza defensiva. Los rivales sufrían para llegar a marcarle gol. La dupla Mina-Meza fue más segura que nunca y con Gordillo y Salazar, entre otros, los cardenales apuntalaron la gran campaña.

Nadie ignoraba en ese instante la pobreza ofensiva. La salida de Quiñones perjudicó a Morelo y este terminó aislado, sin gol y perdido. Borja, cuando entró, tampoco colaboró en nada y así el equipo, respaldado por los del fondo, fue llegando a instancias importantes.

Lo anterior es para alertar a Pelusso sobre la necesidad de concretar la zona de creación. Por lo visto, Gómez, Seijas y quien sabe si Omar Pérez, deberán ser los jugadores clave para devolver a la zona delantera, con sus asistencias el gol.

Porque cualquiera de los cuatro delanteros probados en esta primera salida, se nota que son "dependientes". No son delanteros rebuscadores de juego, ni bajan a buscar sociedad. Tienen la tendencia a esperar el pasegol y habría que pedirles movilidad para gestar espacios donde puedan recibir el balón y salir de las marcas de zagueros.

Veo al equipo lejos en cuanto a juego ofensivo y es allí donde Pelusso debe insistir y trabajar. Porque el grupo sabe cómo defender y aguantar. El problema es arriba y son pocos los días que faltan para comenzar a pensar en el Oriente Petrolero.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?