Campeón sufrido

Campeón sufrido

Bogotá

Nacional consiguió su décima quinta estrella sufriendo más de lo esperado. Porque a los treinta segundos ganaba 1-0, en una maniobra de Marlos Moreno, patrocinada por la pasividad de los zagueros de Junior. Por supuesto que Marlos es la revelación del campeonato. Por su atrevimiento para manejar la pelota y encarar a sus marcadores. Volviendo al comienzo, si tan temprano emparejó la serie, tenía 89 minutos para establecer una mayor diferencia. Controló el primer tiempo, no estuvo acertado en los movimientos de ataque y Junior solo despertó sobre los veinte minutos por dos apariciones de Ovelar.

La intención fácilmente detectable del equipo barranquillero, era esperar, refugiarse con nueve hombres a esperar y sostener el marcador, que a la larga le permitiría ir al punto penal, donde lo realizado en el juego, dominio de campo, opciones, etc, desaparecen. Se nivelan las posibilidades para ambos.

Curiosamente el arquero Viera, jugó todo antes de llegar los pateadores del balón. Dicho de otra forma, no "aguantó" un solo remate. Y dos de sus compañeros las desperdiciaron y allí Nacional señaló la diferencia.

Nacional demostró regularidad a lo largo del Torneo y así haya sufrido en el juego definitivo, merecía el título. En el mismo equipo y no se si está en el ocaso de su carrera, Macnelly Torres, terminó siendo un cobrador de tiros de esquina. No se vio organizando juego y menos asociándose con Chará. Alex Mejía exhibe paciencia para pegar y pagar tarjetas amarillas. Increíble que no se atreva a intentar jugar fútbol. Su aliado Sebastián Pérez se contagia de eso y recibe amonestaciones solidarias. Tal vez Rueda no quiso exponer a Mejía a una expulsión y lo sacó del partido.

Creo que Junior no iba a cambiar su forma de actuar. Ya lo había mostrado ante el Tolima y con Toloza (flojo) y Ovelar peleaba por un gol, porque Vladimir ni se vio.

Nacional como se sabía, tenía más juego de conjunto, más idea de como arrimarse a Viera y con Guerra estuvo más próximo al gol. Después resultó más seguro en los cobros y se llevó su estrella sin reparos. El juez se “comió” una pena máxima a favor de Nacional y supo finalmente controlar un partido, en el segundo tiempo, generoso en fuerza, golpes e interrupciones.

0 Comentarios

Normas Mostrar