presentado por
Competición
  • Liga Colombiana II
  • LaLiga Santander
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Serie A

Cinco historias cortas de terror del fútbol colombiano

Halloween

Cinco historias cortas de terror del fútbol colombiano

Cinco historias cortas de terror del fútbol colombiano

EFE

Memorias de los días negros del balompié nacional en el que los triunfos se disfrazaron de derrotas y la esperanza se convirtió en decepción.

Colombia

Halloween es una fecha que mezcla relatos, que en algunos casos son ficticios, pero lo que usted leerá a continuación pasó en la vida real, momentos que no podrá creer y que pasaron en el futbol colombiano. Historias de mala suerte, maldiciones, muerte y humor negro hacen parte de estas leyendas.

Millonarios: ocho pesadillas en una noche

En una tarde del 26 de septiembre en Madrid, once valientes se adentraron en la mítica casa blanca para homenajear Alfredo Di Stefano y disputar el Trofeo Santiago Bernabéu, lo que ellos no sabían era que iban a vivir uno de sus peores días de su vida.

Un temerario Real Madrid le propinó ocho goles al equipo colombiano, que comparando con una película de terror, fueron ocho puñaladas en sus 69 años de historia. El anfitrión no tuvo piedad con un inocente grupo bogotano que en el primer tiempo ya perdía 5-0, fueron 90 minutos de constante agónica asfixia; un hecho que luego fue nombrado por algunos medios como “La Fatalidad en el Bernabéu”.

Kaka, Higuaín, Álvaro Morata y Callejón se vistieron esa tarde-noche de verdugos comandados por José Mourinho, quien observaba desde su silla el lapidario resultado.

América y su maldición en la Libertadores

Como si fuera un fantasma asechando al equipo caleño generación tras generación aparece esta historia que se ha repetido cuatro veces.

Los años 1985, 1986, 1987 y 1996 fueron marcados para América como el eterno subcampeón de la Libertadores, una distinción que pone al equipo colombiano como alma en pena a través del tiempo a pesar de su pacto con un ‘Diablo Rojo’.

Es un realto que se consideró de brujas y entierros, pero lo claro es que este cuento comenzó en 1985 cuando los vallecaucanos perdieron su primera final ante Argentinos Juniors. Se pensaba que el desquite iba ser al año siguiente, no obstante River Plate se atravesó en su camino derrotando a América en los dos partidos 1-2 y 1-0.

Como en el argot popular “la tercera es la vencida” fue la frase inspiradora para que los dirigidos por el ‘Medico’ Gabriel Ochoa Uribe enfrentarán en 1987 a Peñarol en tres duelos. Como si fuera una batalla entre el bien y el mal, América ganó el primer partido, perdió el segundo y en el tercero, paradójicamente duelo disputado un 31 de octubre, Diego Aguirre fue el villano de los uruguayos que a los 120 minutos confirmó con su gol que el equipo colombiano estaba para seguir padeciendo penas.

Como buena saga de terror la continuación de este relato siguió nueve años después. Atrás quedó Falcioni y Gareca porque en 1996 eran tiempos de renovación en el que Oscar Córdoba, Antony de Avila, Henry Zambrano, Jorge Bermúdez, entre otros fueron los llamados para sellar los supuestos actos de brujería. Otro momento definitivo en Copa Libertadores para el club caleño en su historia se presentó ante River Plate en partidos de ida y vuelta con marcador 1-0 a favor de América y 2-0 en contra en Buenos Aires. Sangre escarlata en el alma para los hinchas americanos luego de una nueva final perdida.

Apocalipsis: Colombia en sequia de mundiales

Todos los colombianos fueron hijos del sueño de una esperanza mundialista que se demoró 16 años en volver a aparecer. Fueron largos años en que algunos hinchas quedaron en un estado zombie recordando a Valderrama, Asprilla, Higuita y Valencia mientras se disputaban los Mundiales de Corea-Japón 2002, Alemania 2006 y Sudáfrica 2010. Aficionados colombianos que deambularon y aplaudieron gestas ajenas celebrando campeonatos mundiales impropios.

Mientras que los procesos pasaban, fracasaban y dejaban al fútbol colombiano atorado en el tiempo, de otro país llego un “salvador”, un líder para una generación de talentos colombianos que supieron acatar sus órdenes. José Néstor Pékerman tuvo el poder en el 2012 para transformar la mentalidad del jugador colombiano y dejar atrás esas palabras del “sí se puede” que invadieron estadios cuando la Selección Colombia jugaba por Eliminatorias en tiempo de decepciones.

Los números del nuevo ídolo proveniente de Argentina al frente de la Selección Colombia fueron contundentes porque de 48 puntos posibles en la Eliminatoria rumbo a Brasil 2014, Pékerman posicionó a Colombia en el segundo lugar y clasificó al Mundial con 26 unidades con 36 goles a favor ante 9 en contra. Final feliz después de 16 años en las sombras.

Horror y tragedia en Copa Mundo 94

Siguiendo por la línea de campeonatos Mundiales está el de Estados Unidos que fue una falsa ilusión en un cuento de hadas que todos creyeron. Era tiempo en el que Francisco Maturana y Carlos Valderrama manejaron los hilos de aquella Selección que llegó al campeonato Mundial como “favorita” luego de ganarle 5-0 a Argentina en Eliminatorias enviando a la Selección gaucha ex campeona del mundo a repechaje.

A Colombia le quedó bien triunfar ante selecciones grandes y dejó desilusión al caer ante combinados nacionales mal llamados “chicos”.

Fue un campeonato en el que la muerte visitó el camerino de la Selección luego de las dos sorpresivas derrotas ente Rumania 3-1 y Estados Unidos, este último partido sentenció la vida de Andrés Escobar después de marcar un autogol. Colombia cerró su discreta participación en la fase de grupos con una victoria 2-1 a Suiza y se devolvió a casa, regreso en el que la muerte esperó a Escobar.

Factores extra-futbolísticos rodearon la Selección y el terror se apoderó de sus jugadores luego de recibir amenazas. Caos, individualidad e impotencia en épocas de la historia de Colombia en que la intimidación por cualquier vía era cosa de tomársela en serio.

Londrinazo para reír o llorar

Como si fuera una parodia de cualquier película de horror la Selección Colombia sufrió la peor humillación en toda su historia en un campeonato preolímpico.

El año, el siglo y el milenio no pudo haber comenzado de la peor manera para el fútbol colombiano con vísperas a los Juegos Olímpicos de Sídney. Quién iba a pensar que luego de golear a Chile 5-1 en la fase de grupos y tener el boleto asegurando a las justas Olímpicas fue humillada 9-0 por un Brasil que veía a Ronaldinho hacer sus primeros pinos con la verde-amarela.

¿Quiénes fueron los protagonistas de semejante horro? Robinson Zapata; Rubiel Quintana, Pedro Portocarrero, Alexander Posada, Edwin Rivas; Alexander Viveros, Felipe Arce, David Montoya (53’ John Viáfara), Mayer Candelo (73’ Johnnier Montaño); Jairo Castillo y León Darío Muñoz.

Ese día no cayeron rayos, ni centellas Colombia se bajó de avión rumbo a Australia y la vergüenza se replicó en humor negro por varios medios de comunicación dejando entre ver que el fútbol no se gana de camiseta sino de jugar los partidos hasta el final.

 

0 Comentarios

Normas Mostrar