Caracol Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA
BogotáActualizado a

Se sabe que estos partidos amistosos siempre figuran en el catálogo de aprendizaje para unos y reafirmación para otros. El resultado, cuando no es catastrófico, una goleada por ejemplo, encierra un valor relativo. Seguramente tanto Pékerman como Gareca tendrán sus conclusiones buenas por encima de los puntos flojos que ambas selecciones ofrecieron. Apenas el amistoso dio pocas pistas.

Antes de destacar los trabajos individuales me preocupó ver la cantidad de faltas cometidas por el grupo. A veces la vehemencia se sale de madre y los jugadores terminan pegando más que anticipar y trabar al contrario con recursos técnicos. Es un riesgo innecesario y en las Eliminatorias se puede pagar precio.

Lo bueno fue ver la actividad desplegada en el primer tiempo por Santiago Arias, rápido y claro con su plan de llegar por la raya hasta el fondo. En ese puesto, donde el reemplazante de Zúñiga era buscado, se puede concluir que Arias cumpliría a cabalidad con su función.

Macnelly comenzó algo desconectado del juego en el medio y cuando pudo hacer pausa ubicó un pase gol para Carlos Bacca y con cuentagotas aseguró estar disponible y fresco para el futuro inmediato. Carlos Sánchez es otro que no desentona y es el típico volante-bombero, porque apaga los incendios en el sector defensivo y hace sentir el rigor en la marcación.

Carlos Bacca coqueteó con el gol y en eso fue mucho más que TEO. Como viene pasando con Jackson, los pocos minutos no le dan chance para el gol y menos destacarse. Por ahora sigue haciendo fila en el cuento de los delanteros goleadores.

No me gustó el trabajo de JAMES. Le rebotaba el balón, no podía controlar la pelota como sabe y por supuesto los volantes peruanos estuvieron muy atentos en su marcación. Quien sí camina para consolidarse como titular es Jeison Murillo, rápido para en anticipo y fuerte para los choques habituales con delanteros.

La cantidad de modificaciones en ambos grupos en la complementaria desvirtuaron el juego colectivo. Por eso esculcando el plantel termina uno aplaudiendo a unos pocos. Los peruanos con el regreso de Paolo Guerrero, la presencia de Farfán y el espíritu combativo ya visto en la Copa América, serán un bravísimo rival para Barranquilla.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?