Ciclismo

Esteban Chaves, la escuela que forma campeones en Bogotá


Final salto largo femenino con Caterine Ibargüen, en vivo: Panamericanos 2019

“Los triunfos de Esteban han sido maravillosos, han sido como cuando la Selección Colombia de fútbol gana y todo el mundo celebra y se llena de alegría”. Esto lo dice Carmen Fajardo mientras ve a su hijo entrenar bajo las órdenes del profesor Marco Tulio Ruíz en el velódromo de Bogotá.

Ella es uno de los padres que de martes a viernes cumplen con la labor de llevar a sus hijos a los entrenamientos de ciclismo. Llegan del colegio a las 5 de la tarde y comienzan con el ritual. Se cambian de ropa, se ponen sus zapatillas, los guantes, el casco, se ríen, molestan y después, a trabajar.

A la voz del profesor todos cogen sus bicicletas y comienzan a entrenar. Hay diferentes categorías pero todos entrenan al tiempo, mezclándose con las otras escuelas que también usan el velódromo Luis Carlos Galán.

Al lugar al que llegan es al Club de Formación Ciclística Esteban Chaves, que se ha convertido en una familia para todos. Quedó demostrado cuando en la parte del calentamiento sufrieron una caída causada por un descuido de uno de los niños de otra escuela. Todos, en efecto dominó, cayeron encima del otro. No pasó a mayores. Pero papás, niños y profesores, estuvieron dispuestos a ayudar.

Después del pequeño incidente, Jairo Chaves, uno de los fundadores de la escuela y papá de la gran revelación de la Vuelta a España, Esteban Chaves, dijo algo que sabe muy bien, “el ciclista que no se caiga no es ciclista”.

Así nació la escuela

La vocación de Marco Tulio Ruíz siempre ha sido formar ciclistas, pero un día, junto a don Jairo, decidieron formalizar la escuela. Fue en el año 2011 cuando el ciclista ganó el Tour de l’Avenir y quisieron rendirle un homenaje. Con su permiso la llamaron Esteban Chaves. Hicieron el papeleo correspondiente y comenzaron.

“Es un constante aprendizaje porque se ha crecido mucho, mucho más de lo que esperábamos. Nunca pensamos que fuera así y por eso hay que investigar y estar muy atento a los avances para no equivocarnos y aportarle a los muchachos cosas que valgan la pena”, expresó don Jairo.

Su primer objetivo es la formación de los muchachos, “la primera base debe ser la técnica, en eso lo hemos sabido direccionarla y los papás son conscientes de que deben tener respeto por el proceso. Nuestra filosofía es formar hacia la competencia y tener deportistas de talla nacional e internacional”, explicó Ruíz.

En ese proceso ya han tenido dos grandes satisfacciones. Una campeona mundial y un campeón panamericano.

Los resultados del trabajo

Ellos son Camila Valbuena y Daniel Avellaneda. La primera fue parte de la caída que sufrieron durante el entrenamiento. Ella sigue haciendo trabajos con Ruíz aunque gracias a su formación y disciplina ya hace parte del equipo Coldeportes.

“En la escuela Esteban Chaves empecé, mis inicios fueron con el profe Marco Tulio. Cuando decidí pasar del patinaje al ciclismo él me enseñó a manejar una bicicleta de pista y a darme todo lo que necesitaba para mejorar. Me sentía orgullosa de portar el nombre de la escuela porque la fundamentación que me dieron era necesaria para ser una deportista de alto rendimiento”, dijo a AS Colombia.

Camila fue campeona mundial de la prueba por puntos en el mundial juvenil de pista de 2014 en Corea, también fue tres veces campeona panamericana. Daniel, por su parte, fue campeón panamericano en abril de este año en el juvenil de Aguascalientes, México.

“Fue una de las experiencias más bonitas poder estar con la Selección Colombia y tener ese campeonato que es mi mayor logro hasta ahora. Nunca pensé que lo conseguiría porque tuve una lesión de gravedad en mis rodillas pero empecé con Marco Tulio a entrenar y por sorpresa gané todo lo que corrí y en el nacional me seleccionaron”, contó desde España.

Avellaneda reconoce que el triunfo se lo debe a la escuela, “desde los 13 años estoy con ellos y me han enseñado lo que sé hasta ahora. Desde cómo montar en bici hasta a tener disciplina y saber comportarse. Saber que el ciclismo no es solo dar pedales”.

Está en España porque el club tiene un convenio con un equipo de ese país, el Punto Galea adonde llegan los colombianos a hacer trabajos de acoplamiento en el ciclismo europeo. Daniel acaba de ganar una de las competencias y como él, han pasado por esta experiencia Nicolás Sáenz, Carlos Valdés, Bryan Chaves, (el hermano de Esteban) y Camilo Fuentes, quien también habló de su experiencia.

“Todo esto es muy diferente a lo que hay en Colombia, las carreras son muy diferentes. La más corta que uno corre es de 90 kilómetros. De lo que llevo acá en España es más de lo que he corrido en un año en Colombia”, explicó.

Trabajo en familia

Don Jairo sabe que la disciplina y el cariño deben ir de la mano, así como lo hizo con su hijo Esteban, “yo los trato como si fuésemos amigos, no en la actitud de dirigente sino como amigos. Hay que acercarse a ellos y tener empatía para que reaccionen y se comprometan, hay que tenerles mucha paciencia, igual que a un hijo. Enseñarles, llevarlos, mostrarles errores y virtudes y apoyarlos sin importar si son o no campeones”.

El club ha crecido después de los triunfos de Esteban pero se espera que al finalizar el año todavía pueda ser más grande, “es sencillo inscribirse, solo se necesita tener ganas, hacer un tramite pequeño que es escribir a clubestebanchaves@hotmal.com, luego les enviamos una ficha de inscripción y deben enviarla con foto documento y EPS”, explicó don Jairo.

Con Esteban como referente, los niños y jóvenes han tenido una motivación extra. Ya saben que esos sueños con los que llegan al club y que son compartidos con sus padres, sí se pueden lograr.

Mensajes para Esteban

“De Esteban he aprendido a ser más responsable, a tener más inteligencia al correr, a no ser tan alocado como me decía él, a saber leer la carrera y a que tengo que creer en mí mismo para lograr las cosas. Cada que nos vemos, que es muy poco por su equipo, me da consejos y me cuenta sus experiencias. Admiro mucho su disciplina”. Daniel Avellaneda, integrante del club y campeón panamericano de pista.

“Estamos muy orgullosos de él, es un corredor excelente y ojalá le termine de ir muy bien en La Vuelta”. Camila Valbuena, exintegrante del Club y campeona mundial de pista.

“Quiero ser como Esteban Chaves, que es por decir algo el patrón del equipo. Es un buen ciclista y una buena persona, siempre que viene ha sido bonito, es tranquilo y a pesar de ser tan reconocido no ‘se las pica’, es sencillo y común y corriente”. Miguel Jaime López, integrante del Club.

“A veces uno mira y piensa que solo hay ciclistas antioqueños y boyacenses pero saber que hay un bogotano en las grandes ligas del ciclismo es un orgullo y hace pensar en que todos nosotros podemos llegar a donde está él”. Johan Camilo Ayala, integrante del Club.

“Lo que he aprendido de Esteban es que uno no se debe dejar ganar por las dificultades que le llegan a uno pues siempre hay una solución. Lo que más admiro de él es la perseverancia que tiene”. Camilo Fuentes, integrante del Club.