Caracol Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA
BogotáActualizado a

Se notó diferencia clara en el empate de Independiente Santa Fe con el Medellín a un gol. Porque también había estado conforme con el empate en Loja por la Suramericana. Ese día no pensó mucho en atacar, sino esperar y jugar toda su opción en El Campín próximamente. Esta vez en el Atanasio quiso ser más equipo y plantar cara ante un buen Medellín, como equipo y con intenciones serias para pensar ganar el partido.

Si la justicia deportiva tuviera cabida en el fútbol, Medellín desnudó mayores intenciones para acercarse al arco de Castellanos. Prueba de ello sería remitirse a los remates al arco. Allí, en esa contabilidad, que solo tiene valor cuando un equipo gana, los rojos de la Montaña si creyeron más en los tres puntos.

Santa Fe ahora confía en el resultado de una resonancia en la rodilla de Omar Pérez. Si no es nada grave, podrá ayudar en la intención de avanzar en la Sudamericana. Si por el contrario el resultado no es el mejor, ahí Santa Fe tendrá que buscar otra fórmula o convencer al volante Vargas, de ser capaz de ofrecer apoyo a sus delanteros. Porque es innegable la dependencia del equipo de Pérez. Al no estar él, es ocasión de intentar otra solución.

Volviendo a la historia del empate a un gol en Medellín, nuevamente Hechalar y Caicedo, viejos socios en el juego, desde los días del Huila, cuando se destacaron, sintonizaron una jugada que derivó en el gol de Medellín.

Uno de los problemas que debe resolver el señor Pelusso, es como bajar el afán de cometer faltas de sus hombres en defensa y medio campo. Ya Anchico, queda suspendido por expulsión, en un momento complicado. Se que para muchos jugadores, evitar las tarjetas amarillas, es un dolor de cabeza. La clave está en saber anticipar, llegar antes que el delantero a recibir la pelota. Para ello, la reacción es esencial. Conocer cuando arrancar y arribar primero a la pelota y así evitar el contacto con el contrario.

En los dos últimos empates cardenales, se palpó diferencia. En Ecuador la meta era no perder. En Medellín, sin tanta presión, porque restan muchas fechas, los de Santa Fe consiguieron el punto que puede servir. Lo importante es que no se le vuelva costumbre.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?