presentado por Rushbet.co
Liga Colombiana II
Liga Argentina
NBA
Brooklyn Nets BKN

-

Los Angeles Clippers LAC

-

Indiana Pacers IND

-

Atlanta Hawks ATL

-

Orlando Magic ORL

-

Los Angeles Lakers LAL

-

New Orleans Pelicans NOP

-

Denver Nuggets DEN

-

Charlotte Hornets CHA

-

Philadelphia 76ers PHI

-

Boston Celtics BOS

-

Utah Jazz UTA

-

Houston Rockets HOU

-

Sacramento Kings SAC

-

Chicago Bulls CHI

-

Toronto Raptors TOR

-

Dallas Mavericks DAL

-

Golden State Warriors GSW

-

Phoenix Suns PHX

-

Oklahoma City Thunder OKC

-

Ricard: "En Inglaterra hay que adaptarse al estilo para triunfar"

Especial AS Premier League

Ricard: "En Inglaterra hay que adaptarse al estilo para triunfar"

Ricard: "En Inglaterra hay que adaptarse al estilo para triunfar"

Tomada de la cuenta personal de Hamilton Ricard

El exfutbolista colombiano jugó cinco años con el Middlesbrough. Convirtió 56 goles, arrancó en segunda y ascendió a la Premier. Hamilton habló de la clave para sobrevivir y triunfar en el fútbol inglés.

Con el coro ‘Hamilton, Hamilton; Colombia, Colombia, Colombia’ fue recibido el delantero chocoano Hamilton Ricard en 1997 en el Middlesbrough de Inglaterra. Su presencia en el Riverside Stadium causó sensación, los miles de aficionados aplaudieron su vinculación al equipo y de inmediato le cargaron la responsabilidad del ascenso a la Premier League

Ricard era un jugador rápido, potente, con un físico muy bueno, 1,84 metros de estatura, que se ajustaban perfectos al fútbol inglés. Técnicamente no era muy hábil pero tenía buen remate con ambas piernas, era un gran cabeceador, arrastraba mucho las marcas, se llevaba a los defensas contrarios con fuerza y velocidad, pero sobre todo era letal en el área. Su estilo le vino bien al ‘Boro’. 

El delantero colombiano quedó en la historia del fútbol de Inglaterra con sus goles (56), esos que le permitieron al Middlesbrough el ascenso a la Premier League para la temporada 1998-1999. Ricard fue protagonista con sus anotaciones, logró que su equipo liderara la tabla en varias jornadas y además finalizó la campaña como quinto goleador, un hecho que aún lo emociona. 

A sus 41 años, Hamilton recordó los mejores momentos de su paso por Inglaterra, habló de la clave para sobrevivir y triunfar en el fútbol inglés. Y aseguró que Falcao, Juan Guillermo Cuadrado y David Ospina están en condiciones de triunfar con sus clubes en la Premier League, que todo es cuestión de adaptarse a la sociedad, a sus compañeros, al estilo de juego de esta liga y de olvidarse de jugar con el balón al pie. 

¿Cómo se dio su llegada al fútbol inglés? 

Fue en marzo de 1997, jugaba en el Deportivo Cali y vino la gente del ‘Boro’ a contactarme en la casa de Humberto Arias, vino Brian Robson y ese día no tenían documentación y firmé mi contrato en una servilleta; me dijeron bienvenido al Middlesbrough, estrechamos las manos y así quedó pactada mi vinculación al club. 

¿Cómo fue su presentación y el primer impacto con el Middlesbrough? 

Llegué a Inglaterra con mi agente José Castaño. Fuimos directo al estadio, porque esa noche jugaba el equipo, nos bajamos del carro y un señor se me acercó y dijo algo en inglés, pero yo no entendía el idioma y Castaño me tradujo: ‘Bienvenido y que nos ayudes a ascender a la Premier League, que para eso te están contratando’. Me puse nervioso porque dije ‘miércoles’ a dónde fue que vine. 

Esa noche hacía frío, el estadio estaba lleno, me ubiqué en un palco y la gente empezó a verme, a señalarme y a gritarme ‘Colombia, Colombia, Colombia’. Antes de finalizar el primer tiempo bajé al túnel por donde entran los jugadores al camerino y todos mis compañeros me miraban, unos me hicieron señas como diciendo bienvenido. Luego me llevaron al centro del campo, me dieron una bufanda del ‘Boro’, la levanté, me tomaron fotos y empezó la gente a gritar ‘Hamilton, Hamilton; Colombia, Colombia, Colombia’. La piel se me puso de gallina y le di la vuelta a la cancha. Me seguía preguntando ¿a dónde vine?, ¿qué responsabilidad tan grande tengo ahora?, representar a mi país en un lugar tan lejos. Fue algo emocionante y apoteósico. 

Cómo fue la primera temporada con el Middlesbrough? 

Llegué a la segunda división. Desde que me uní al grupo empecé a jugar. Al principio es un poco difícil adaptarse al fútbol inglés, porque pasar del fútbol colombiano -en el que los árbitros te pitan todo, donde si te tocan, te caes y sancionan falta- a un campeonato en el que si te cometen una falta y caes, te dicen levántate y sigue; allí dejan jugar. Entonces empezar a cambiar esa costumbre, a hacer esa transición, fue difícil. 

Lo más lindo fueron los dos goles importantísimos que hice esa temporada. Mi anotación en el antepenúltimo partido significó nuestra clasificación. Arranqué de titular y empezamos perdiendo; la afición se puso nerviosa, el estadio se quedó en silencio, luego, recibí un pase de espaldas, me giré, pateé al arco y gol, la gente se iba a morir, ese partido terminó 1-1. En la siguiente jornada ganamos como 5-0 y fui suplente, me metieron faltando como 10 minutos, y al final dimos la vuelta olímpica y ascendimos a la Premier League. 

A mí me sirvió mucho haber llegado primero a la Segunda División porque aprendí mucho del fútbol inglés, a no caerme y a estar de pie; eso me valió para empezar de la mejor manera en la Premier, en la que marqué dos goles en mi primer partido y de ahí en adelante no paré de anotar. 

¿Cómo sobrevivir y triunfar en el fútbol inglés? 

Uno debe ser muy extrovertido, cuando uno va a un país ajeno, sea cual sea, uno debe adaptarse al medio, interactuar con los compañeros, si te invitan a un restaurante, a salir, de visita a las escuelas, o a una charla debes hacerlo. Debes entrar en el medio de ellos, a ganarte la confianza porque ellos te retribuyen eso en la cancha, te hacen pases, te buscan, te llaman. Aparte de jugar fútbol uno debe interactuar mucho. 

Y otro aspecto es adaptarse al estilo de juego del fútbol inglés, que es rápido, las transiciones de defensa a ataque son muy rápidas, así que nosotros los delanteros debemos estar prestos para recibir con esa misma velocidad, estar atentos a las acciones de los compañeros, cuando controlen y vayan en dirección del campo del rival. 

A muchos de mis colegas colombianos les ha faltado estar más en punta, por lo general se ubican muy atrás y quedan muy lejos del arco. Se deben situar mucho más cerca de la última línea para estar atentos a buscar el gol. Además, otro consejo que les daría es que aprendan el idioma, hablar inglés es fundamental para mantener la comunicación con los compañeros, con el público, es un conjunto de cosas que te llevan a sostenerte y al triunfo. En la medida que hagas estas cosas puedes llegar a triunfar en un fútbol tan duro como lo es el de Inglaterra. 

¿Es fácil para un jugador sudamericano o colombiano adaptarse al fútbol inglés? 

Si aprendes a interpretar el estilo de juego del fútbol inglés resulta fácil. Se juega mucho al espacio vacío, el balón casi nunca va al pie del jugador, siempre va a zonas muertas, así que el futbolista debe correr antes de que venga la pelota, y en el fútbol colombiano nos acostumbramos a tener la pelota al pie. 

Por ejemplo, a Juan Guillermo Cuadrado le ha costado mucho por eso, porque es un jugador que siempre quiere el balón ahí y en el fútbol inglés tiene que aprender a jugar al espacio, a superar al defensa, a recibir el balón con ventaja. El mismo Falcao, cuando él aprenda que tiene que correr más a los espacios libres se va a cansar de hacer goles, porque ellos siempre juegan long ball (bola larga) al espacio. El fútbol inglés es tiempo y espacio y por eso es tan rápido, porque casi no se juega balón al pie. En la medida en que ellos aprendan esta situación no van a tener ningún problema y van a marcar diferencia como siempre lo han hecho en otros países. 

¿Cómo recuerda al técnico Brian Robson? 

Él me enseñó mucho. A Brian le tengo un cariño inmenso. Cuando recién llegué me puse a llorar porque en varios partidos erré goles por el mismo nerviosismo y me acuerdo que se bajó a la cancha de entrenamiento y me dijo "Hamol come" (vamos), cogió dos tulas, me puso unos petos, dos conos y me dijo que tenía que tratar de pegarle al balón como me estaba diciendo, que debía meter el dedito, el dedito; y en eso fue muy importante. Además, siempre me apoyó, en cualquier inconveniente estuvo para mí. Es un técnico amigo de los jugadores, cree en ellos, es una persona muy humana y por eso ha tenido éxito en su vida. Aparte fue un extraordinario jugador, el capitán maravilla, como le dicen en Inglaterra. Brian me enseñó mucho y eso me permitió triunfar. 

¿Cuál fue su mejor temporada con el Middlesbrough? 

Con el equipo casi todas las temporadas fueron buenas, pero la mejor fue 1998-1999 cuando empecé a jugar en la Premier League, marqué la diferencia abismal, quedé quinto en la tabla de goleadores, fui el goleador cerca de tres o cuatro meses. Jugué una final de la FA Cup contra el Chelsea. Fue un momento brillante y excepcional en mi carrera, tuve la posibilidad de ir al Manchester United y al Celtic –que ofreció cinco millones de libras esterlinas en ese momento- pero el club no quiso venderme, pero igual viví épocas maravillosas; la verdad dejé las puertas abiertas y eso fue más que suficiente. 

¿Cómo mantenerse cinco años en el fútbol inglés? 

Con adaptación al medio, buen entrenamiento y siendo un buen profesional, asumiendo con responsabilidad las tareas que se te asignan. En Inglaterra no se concentra, prácticamente sales de tu casa a los partidos entonces todo depende de ti, no hay nadie persiguiéndote para que cumplas, es un mundo totalmente diferente, eres autónomo, pero debes tener una responsabilidad y un compromiso enorme contigo mismo y con tu profesión. Además, debes saber calar en la sociedad y con la gente de tu equipo, ser amable, ordenado, respetuoso y con eso te echas la gente al bolsillo, puedes triunfar, quedarte viviendo y jugando fútbol toda la vida en Inglaterra. 

¿Que consejo les da a Falcao, Cuadrado y Ospina para que triunfen en Inglaterra? 

Ellos son excelente jugadores, atletas, profesionales ciento por ciento, así que si se involucran con la sociedad, si le demuestran que son agradecidos con ella y que les interesa, se la van a ganar y podrán jugar toda la vida allá, porque los ingleses son muy humanos, respetuosos por el otro, te invitan a dar más de ti. Por ejemplo, a mí me llevaban a dar charlas en las escuelas, me indagaban por Colombia, sus costumbres, por la comida y cuando uno les enseña ese lado humano y les comparte algo de uno, ellos son recíprocos. 

0 Comentarios

Mostrar