Caracol Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA
Actualizado a

El primer tiempo entre Santa Fe y Alianza fue bastante bueno. Porque se "prestaron" la pelota ambos, con calidad, sin juego brusco y con una inclaudicable voluntad de busca la manera de llegar a donde Castellanos y Jerez.

Después de dos regalos de Carrascal y Aguilar, no aprovechados por los delanteros locales, el visitante pasó a controlar en el medio campo el juego y parecía, en intención al menos más próximo al gol. Pero llegó el GOLAZO DE MORELO, atendiendo un centro de Otálvaro y de tacón, con elegancia puso a ganar a Santa Fe. No resultan comunes esa clase de maniobras. Recuerdo uno de Juan Pablo Ángel jugando en River Plate y uno de Sergio Herrera.

El gol tuvo una réplica sensacional por parte de Alianza en una salida a plena velocidad por la izquierda de Castro, quien recorrió muchísimos metros sin que pudiera ser controlado, metió freno y puso un pase-gol perfecto para FIGOLI, quien empató.

Quizás en este caso el mérito fue para Castro, porque se inventó la jugada, con lo cual el valor de la boleta estaba compensado. De paso equipos como este Alianza, por juventud y preparación no condicionan su accionar a la sombra de la altura. Corrieron como locales y quedaría por verificar si gastaron todo en el primer tiempo o les quedaron reservas para el complemento. Así como jugaron en la inicial daba gusto la trasnochada.

Y tuvo aire para el segundo tiempo Alianza y le disputó con ahínco todos los sectores del campo. Yulián Anchico que ajustó su juego oficial número 306, comenzó en el Tolima en 2002 e ingresó para aportar su fogosidad sin conseguir resultados, más allá de una tarjeta amarilla. A Omar Pérez no le fue bien. Equivocado en los varios pelotazos en profundidad que puso y hasta dispuso de una opción de gol, rematando cerca al palo derecho de Jerez, quien le cerró el camino y el ángulo a Quiñones en dos ocasiones.

Así pues el empate resultó merecido para Alianza y un premio a su aplicación, sin olvidar algunos movimientos de Aguilar, donde pecó por exceso de confianza. Menos mal en el único reto para el juez Gómez, concluyó aplicando dos tarjetas amarillas a jugadores y expulsando al técnico visitante, por indicación del cuarto árbitro. Fue una jugada con un balón a tierra que pudo resolver mucho mejor de lo que hizo....Santa Fe sigue adelante y comprendió que nadie le gana a nadie de cuento y debe estar más atento.....

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?