Ni Messi, ni Valdivia

Ni Messi, ni Valdivia

Así fue el partido en el que Chile gano su primer título en Copa América. Ni Messi ni Valdivia convocados para organizar el juego de sus selecciones, estuvieron presentes. Valdivia resultó reemplazado por Matías Fernández y se fue bravo, porque él necesitaba más tiempo para responder a su influencia.

Messi, continúa sin poder ganar esta Copa, porque además fue bien controlado por los chilenos y una vez más queda en deuda para llenar como corresponde su hoja de vida, que gracias al Barcelona es grande, pero con Argentina ni Mundial de mayores ni Copa América. Jugó todo el partido y realmente no alcanzó a destacarse.

El partido fue extraño por esa circunstancia. Más destacados fueron Mascherano y Marcelo Díaz, dos volantes de primera línea, quienes más empujaron a sus compañeros. Por eso el talento de los jugadores fue superado ampliamente por la tenacidad y el esfuerzo. Alexis Sánchez muy a pesar de la entrega y los piques no pudo concretar, mientras Agüero se marchó en silencio porque fue pobre su aporte.

Los chilenos encabezados por Medel respondieron al apoyo de sus seguidores dentro y fuera del estadio. Cierto que el árbitro Roldán ignoró, supongo la respuesta de siempre, no vio una pena máxima contra Rojo en uno de esos borbollones acostumbrados en las áreas. Fue un detalle nada más. Sí quedó claro que Argentina con Messi apagado y bien marcado, pierde claridad en ataque y queda en "poder" de jugadores como Pastore, Rojo, Zabaleta, quienes ponen el hombro, la vergüenza deportiva si se quiere y nada más.

Para Chile la ausencia de Valdivia puede ser disimulada por los carrerones de Isla, Alexis y el trabajo impecable de sus volantes Díaz, Aránguiz y el mismo Vidal. Por eso en ese mano a mano, en ese pelear el medio campo, los chilenos resultaron eficaces y seguros.

Después de los 120 minutos, los argentinos que nos habían eliminado, erraron tres lanzamientos, perdieron dos y se quedaron con el segundo lugar y Chile, sin moverse de Santiago se da el gusto de ganar su primera Copa, jugando sin complejos y para adelante.

Este desenlace puede parecer extraño, pues no hubo jugadores pensantes y vistosos en juego, sino futbolistas aplicados a un trabajo y eso vale también.

0 Comentarios

Normas Mostrar